A Sánchez se le escapa el pájaro

A Sánchez se le escapa el pájaro

VICTORIA PREGO

 

Se ha quedado sin su juguete, sin el plan con el que acariciaba, junto a sus asesores, la posibilidad de hundir las opciones electorales del PP y Ciudadanos a base de confrontarlos con las posiciones de Vox y de sumirlos a todos en un mismo saco mientras él se mantenía incólume en la posición de centro dejada desierta por los otros dos, PP y Cs. Ése era el cálculo, bastante acertado por cierto, que se hacía el presidente del Gobierno para asestar a la opción de centro derecha un golpe letal. Acertada en el caso de que Pablo Casado, Albert  Rivera y Santiago Abascal cometieran el error monumental de dejarse arrastrar hasta la trampa para osos que Pedro Sánchez les estaba preparando con sumo cuidado.

Pero hete aquí que los otros partidos damnificados, esto es PNV, PdCAT, CC y ERC han recurrido a la Junta Electoral y ésta les ha dado la razón: Antena 3 y La Sexta, aunque sean cadenas de televisión privadas, deben atenerse a las mismas pautas que las públicas y están obligadas a respetar los mismos principios de “pluralismo e igualdad. Asimismo, en dicho periodo, las televisiones privadas deberán respetar también los principios de proporcionalidad y neutralidad informativa en los debates y entrevistas electorales”.

La Junta Electoral dice que las privadas deben respetar la neutralidad informativa

En definitiva, las cadenas privadas pueden celebrar debates con la presencia de PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos porque estos partidos tienen representación parlamentaria pero no pueden incluir a Vox porque de momento no la tiene. Pero es que éste de Vox era precisamente el pájaro que Pedro Sánchez creía tener ya en mano y resulta que se le ha escapado volando junto a los otros cien del refrán.

Y ahora se encuentra el presidente del Gobierno ante una decisión bien incómoda: cómo aceptar participar en un debate a cuatro voces en una cadena privada habiéndoselo negado a la televisión pública, a la que sometió a un desprecio inaudito precisamente por haberse atenido escrupulosamente a lo establecido por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, LOREG. Eso es algo que no puede mantener sin perder la cara porque, a igual propuesta, y una vez expulsado Vox del escenario del debate, Pedro Sánchez no tendría ninguna justificación ni autoridad moral para elegir a la privada y no a la pública.

Pero tampoco la tendría si Atresmedia propusiera ahora -que parece que no lo va a hacer- organizar un debate ampliado en el que estuvieran presentes los partidos que han presentado recurso ante la Junta Electoral Central. Lo que sucede es que ese debate multitudinario sería lo mismo que perder el tiempo porque perdería toda posibilidad de controversia y tendría que limitarse a una sucesión de monólogos de esos que aburren hasta a las ovejas. Y, en cualquier caso, eliminado Vox como opción política de lucimiento ideológico de Pedro Sánchez, al presidente se le  han acabado los argumentos para no acudir a TVE.

Eliminado Vox, a Sánchez se le han acabado los argumentos para no acudir a TVE

Con un añadido altamente peligroso para él si aceptara participaren esa debate ampliado: que se les vería demasiado el plumero a aquellos de los participantes que ya han expresado su deseo de que gane Sánchez y pierdan los partidos de centro derecha porque éstos garantizan el fracaso de sus pretensiones. PNV, ERC, PdeCat y Podemos amparando al líder socialista o no atacándole para evitar que saliera dañado de la discusión supondría una imagen definitivamente mortal para su supervivencia política a una semana justa de las elecciones.

Aunque Atresmedia persista en mantener su plan, que es la última noticia recibida el martes a las 19:50 de la tarde del martes, Pedro Sánchez tendría que explicar por qué le niega su asistencia a la televisión pública y se la garantiza a la privada, que tiene la particularidad peligrosísima en estos momentos de que se trata de la empresa dueña de la editorial -Planeta- que le ha publicado su libro Manual de Resistencia y le ha pagado por ello. Imposible de justificar ese capricho.

Definitivamente, el pájaro que el presidente del Gobierno creía tener ya en mano vuela a estas horas por el cielo y no va acercársele más.

Sobre el autor:

Deja una Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MURCIA TRANSPARENTE

SUSCRÍBETE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestra Newsletter

Apúntate a la newsletter de murciatransparente.net

You have Successfully Subscribed!