El momento ha sido de los que pasarán a los anales de la historia parlamentaria española.

Pedro Sánchez se las prometía este 27 de junio de 2018 muy felices compareciendo en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de lo que será la cumbre europea que se celebra el 28 de junio de 2018 en Bruselas.

Ya tenía miga el asunto que el presidente del Gobierno quisiera hablar sobre la previa de una reunión cuando, en realidad, la sustancia está en lo que se debata en esa cumbre.

Y claro, a Sánchez, una vez le saquen de las posturitas, selfies, fotos de manos y publirreportajes a su mejor gloria, le dejas KO en cuanto le bajan a la realidad. Y eso es lo que ha pasado con Albert Rivera.

El líder de Ciudadanos ha necesitado medio minuto para romperle su rimbombante comparecencia:

Hoy hablamos de un asunto importante, pero hay que hacer una previa. El señor Sánchez llegó a la Presidencia por la puerta de atrás, sin pasar por las urnas, con 22 partidos políticos y hace más de un mes que presentó la moción de censura y todavía no conocemos su plan de Gobierno. ¿Cómo vamos a debatir sobre Europa si todavía no sabemos qué piensa usted sobre España? Sigue escondido y hablando de todo aquello que no tenga que ver con gobernar. Seguramente porque usted no puede gobernar, porque no tiene escaños para gobernar, porque no puede legislar, porque necesita al señor Tardá para sacar los presupuestos Generales del Estado.

Y remachaba:

Por tanto, hoy vamos a entablar una conversación sin conocer la posición del Gobierno y su plan de Gobierno, que es lo primero que se exige cuando alguien presenta una moción de censura.

 

 

FUENTE: PERIODISTADIGITAL