López Miras consigue que Casado introduzca a tres murcianos en los órganos directivos nacionales. Teodoro García y el alcalde de San Javier entran en el Comité Ejecutivo, mientras que Joaquín Segado estará en la Junta Directiva

 

Cuando uno lanza una moneda al aire sabe que puede salirle cara o cruz. El presidente de la Comunidad y del Partido Popular de la Región de Murcia, Fernando López Miras, asumió riesgos al apostar muy fuerte por Pablo Casado como nuevo presidente popular en el congreso extraordinario celebrado este fin de semana en Madrid para elegir al sucesor de Mariano Rajoy. Y la jugada le ha salido bien. Mejor de lo que se podía imaginar.

La Región de Murcia tendrá más peso que nunca en los órganos de dirección del Partido Popular tras la victoria del diputado por Ávila, que se impuso finalmente a la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría con el voto de 1.700 compromisarios que asistieron al cónclave, entre ellos la mayor parte del centenar de electores que componían la delegación murciana en este congreso. En el nuevo Comité Ejecutivo Nacional del PP estarán el diputado ciezano Teodoro García, quien ha sido jefe de campaña de Casado en este proceso y que jugará un papel importante en la dirección o en el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso, y el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, que refuerza su posición en los órganos directivos nacionales, ya que hasta ahora formaba parte de la Junta Directiva Nacional.

En este órgano estará también el presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena y máximo responsable del PP en esta ciudad, Joaquín Segado, y podría haber entrado también la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Murcia Maruja Pelegrín de no ser por un problema de última hora. No obstante, el jefe del Ejecutivo regional asegura que la concejal murciana, quien ostenta una de las vicepresidencias del partido en la Región de Murcia, entrará en la Junta Directiva Nacional como vocal de libre designación.

Los más veteranos de la delegación murciana en el congreso del PP no recuerdan una presencia tan nutrida de personas de la Región en los órganos de dirección nacional, pues además de los cuatro elegidos en el congreso de ayer hay que incluir a los que son miembros natos tanto del Comité Ejecutivo Nacional y de la Junta Directiva. Estos son el presidente Fernando López Miras; el vicepresidente del Parlamento Europeo Ramón Luis Valcárcel; los cinco diputados en el Congreso y los senadores, el portavoz en la Asamblea Regional, Víctor Martínez, y los alcaldes de Murcia y Lorca, José Ballesta y Fulgencio Gil. En el equipo del presidente de la Comunidad destacan el trabajo que Fernando López Miras ha realizado en los últimos días para que Pablo Casado diera un papel destacado a la Región en la nueva ejecutiva popular.

Por otra parte, si hubiera ganado Soraya Sáenz de Santamaría hubiera contado con el senador Pedro José Pérez para el Comité Ejecutivo y con el exdiputado Andrés Ayala para la Junta Directiva.

Un presidente pletórico

Fernando López Miras, que avanzó ya a ‘La Verdad’ que trabajaba para incluir a varios murcianos en el plantel de Casado, se encontraba pletórico a la conclusión del congreso, tras vivir el recuento de votos con nervios por lo que se jugaba él junto al diputado por Ávila. No estaba Miras contento solo por haber logrado introducir a tres murcianos en los órganos de dirección (que pueden ser más con Pelegrín y con los que puedan entrar cuando se desarrollen las distintas áreas de trabajo en la Ejecutiva), sino porque el nuevo presidente nacional del PP habló de agua en sus dos intervenciones ante los compromisarios. En su primer discurso, citó incluso al presidente murciano, señalando que, junto a él, luchará para que los españoles tengan acceso a los recursos hídricos en igualdad de condiciones con el resto de españoles, mostrándose asimismo a favor del pacto nacional del agua en el que trabajaba ya el Gobierno de Mariano Rajoy. El jefe del Ejecutivo murciano indicó que pudo hablar con Pablo Casado tras ser elegido presidente nacional del PP y le comunicó también que, en su nuevo papel de líder de la oposición, peleará para que el AVE llegue cuanto antes a la Región de Murcia.

«La dirección del PP conocerá los problemas de la Región instantáneamente gracias a Teodoro García, Luengo y Segado. Hemos conseguido que Murcia tenga un papel en el PP nacional mayor del que, por cuota, le correspondería como comunidad uniprovincial», se felicitó López Miras, quien señaló que él mismo trabajará para que se produzca la integración de los componentes de la candidatura derrotada.

Teodoro García, por su parte, reconoció que estaba «muy contento» porque con la victoria de su candidato, para el que ha trabajado de forma muy intensa en el último mes. «Ha ganado el PP y ha ganado Murcia. El presidente Casado conoce muy bien la Región, se la ha pateado y ha estado con nosotros en momentos importantes. Ha hablado de agua y de infraestructuras en su discurso y los murcianos saben que tienen un aliado en él», afirmó el diputado, quien todavía no sabe qué papel jugará en el futuro del PP «porque hemos hablado más de cargas que de cargos». «Hemos hablado sobre proyectos, con posibles funciones y acciones para que el PP entre rápidamente en el siglo XXI, modernizar nuestras estructuras internas y nuestro discurso», señaló.

«Un congreso histórico»

José Miguel Luengo responsabiliza al presidente Fernando López Miras de su entrada en el Comité Ejecutivo, aunque él mantiene una relación de amistad con el nuevo presidente del partido, quien lo presentó como candidato a la alcaldía de San Javier hace tres años. «Estoy muy contento porque me ilusiona el proyecto de Pablo, como creo que le va a pasar con muchísimas personas que en estos años se habían desilusionado con el PP y se habían dejado llevar por cantos de sirena de otros partidos. Estos van a volver con un líder que no va a parar de crecer», indicó el regidor del municipio del Mar Menor, quien llama también a la integración «porque el proyecto de Soraya tiene el 40% del partido, y ese 40% tiene que estar».

Asimismo, Joaquín Segado se mostró «muy ilusionado» con la regeneración que se inicia en el PP con Casado y compara lo ocurrido este fin de semana con el llamado «congreso de la refundación» de finales de la década de los 80.

Por último, la concejal murciana Maruja Pelegrín indicó que, si finalmente forma parte de la Junta Directiva Nacional como vocal de libre designación, «intentaré trabajar por los murcianos y por los españoles donde me marque el partido». La edil asegura que tiene la sensación que, desde hoy, «el PP será un partido completamente unido».

 

 

FUENTE: LAVERDAD