Sindicatos, la Asociación de Usuarios y otros colectivos protestarán por las listas de espera y «la saturación de hospitales y centros de salud»

 
 

La Marea Blanca saldrá a la calle el próximo 1 de marzo (18.30 horas, frente al Hospital Reina Sofía) para mostrar su «rechazo a las políticas sanitarias que el Gobierno regional viene llevando a cabo», y que, para los convocantes, «están deteriorando nuestra sanidad pública y perjudicando la salud de los ciudadanos de esta región».

La Marea Blanca aglutina, entre otros colectivos, a la Asociación de Usuarios de la Sanidad, el Colegio de Enfermería, la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria, la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública (ADSP), los sindicatos SPS, UGT, CC OO y CSIF, y partidos como PSOE y Podemos.

Todos ellos denuncian «las enormes listas de espera» y «la saturación de hospitales, servicios de urgencias y centros de salud», así como «la situación de abandono de la Atención Primaria, los recortes y la falta de inversión».

«En una situación de limitación de recursos y necesidad de reducir costes no entendemos que pacientes de nuestra sanidad pública sean derivados a centros sanitarios privados concertados para la realización de pruebas diagnósticas, mientras que en los hospitales públicos los aparatos estén sin utilizar por falta de personal cualificado en los turnos de tarde y noche, o se reducen recursos humanos», señalan los convocantes. «No tiene explicación que no haya una planificación adecuada de los servicios de Urgencia Extrahospitalaria, tanto SUAPs como Urgencias Pediátricas», añaden.

La Marea Blanca es especialmente crítica con «el copago de pensionistas, que en otras comunidades se afronta haciendo que no paguen más del tope establecido o ofreciendo ayudas especificas». En la Región, sin embargo, los pensionistas tienen que seguir pagando por sus medicamentos aunque superen el límite fijado en la ley (8 o 18 euros mensuales, según el nivel de renta). Después, la Administración les devuelve lo ‘copagado’ de más.

 

 

 

 

 

 

FUENTE: LAVERDAD