Escribo hoy 20/2/2018 sobre un acontecimiento que ayer y antes de ayer removió los cimientos de la madre patria como un fuerte terremoto con un número de réplicas que se antoja infinito.

Resulta que Marta Sánchez estaba ya para 3 años en Florida y en una noche de insomnio tuvo un chispazo, un destello cuasi divino que la hizo dejar su descanso, tomar el boli y papel en ristre, empezar a escribir ni más ni menos que la letra del himno nacional español.

Ya estaba bien del espectáculo grotesco del “la, lo, la, lo, lla, lola lo lalo etc. Que se usaba en los acontecimientos deportivos en los que España participaba.

A partir de ahora y gracias a este chispazo de creación cuasi divino, España va a tener una letra decente, qué digo decente, emocionante, patriótica que va a levantar nuestros corazones en ardores nunca experimentados.

Antes de seguir conviene aclarar unas cuantas cosas:

  • Marta Sánchez ya es calludita. Tuvo sus años de reina de la canción pop en España y contaba para ello con una buena voz aterciopelada y un físico agradable que sabía explotar. Pero, claro, todos sabemos como está el mundo de la canción en estos momentos. Los distintos métodos de la difusión domésticos de un acontecimiento o de una creación musical han barrido la venta de soportes musicales en donde estaba el negocio de los cantantes. Entonces…

  • A alguien se le ocurrió la idea de relanzar a Marta Sánchez. Y desde luego debe ser un genio porque no se ha podido hacer más ruido con menos medios. En el teatro La Zarzuela de Madrid se anuncia la vuelta de la cantante. No sé si ya se avisaba sobre la letra nueva del himno nacional. Tampoco sé si se completó el aforo, lo cierto es que el terremoto    ha sido de muchos grados.

  • Como colofón a su programa Marta Sánchez, vestida de rojo, interpreta el himno nacional con letra de su invención que dice así:

  • Vuelvo a casa, a mi amada tierra la que vió nacer mi corazón aquí. Hoy te canto para decirte cuanto orgullo hay en mí, por eso resistí. Crece mi amor cada vez que me voy, pero no olvides que sin ti no sé vivir. Rojo y amarillo colores que brillan en mi corazón y no pido perdón. Grande Españaa Dios le doy las gracias por nacer aquí. Honrarte hasta el fin. Como tu hija llevaré ese honor, llenar cada rincón con tus rayos de sol. Y si algún día no puedo volver, guárdame un sitio para descansar al fin.  Autora: MARTA SÁNCHEZ.

  • Hasta aquí el parto sicodélico de una mujer que ya debe estar menopaúsica.

  • Pido disculpas si la letra no es del todo exacta al original. Ayer andaban muchas versiones.

  • ¿Queréis que desmenucemos un poco este tema literario? Vamos allá.

  • VUELVO A CASA, Bueno, para volver antes habrá que irse ¿no? Y el pobre español de la Estepa Central que no ha pasado de la capital de su provincia ¿Qué? Si, es cierto que hoy hasta los ancionas viajan a través de Inserso. Pero no hace tantos años yo conocí a un lugareño en Ibiza que no conocía la península y, según él, ni falta que le hacía.

  • HOY TE CANTO PARA DECIRTE CUANTO ORGUÑLO HAY EN MI, POR ESO RESISTÍ”.

  • A ver si entendemos esto de la resistencia. Resistí es un verbo transitivo que significa tolerar, aguantar o sufrir: ¿A quién, por quién y sobre todo, por qué?. Un misterio “CRECE MI AMOR CADA VEZ QUE ME VOY”

  • Las agencias de viajes están de enhorabuena. Si cada vez que me voy crece mi amor, cuantos más viajes, más amor patrio. Y si tropezamos con algún tivio que no ama mucho a España pues hala a viajar de ida y vuelta para aumentar su patriotismo.

  • “Y NO PIDO PERDÓN” No pide perdón por llevar los colores rojo y amarillo en su corazón.

  • Creo que quiere decirnos que es muy pa  eso. Pero te estás poniendo la tirita antes que la herida. ¿Quién te ha acusado de nada?

Por otra parte cada uno puede llevar en su corazón los colores que le apetezcan sin pedir ni permiso no perdón a nadie.

  • “Y SI ALGÚN DIA NO PUEDO VOLVER” Y dale, que manía con ir y volver. Parece más la canción de un emigrante, aquella que cantaba Juanito Valderrama. Se comprende porque la letra está escrita en Miami.

  • Bueno, vamos a dejar ahí.

  • Analicemos sus consecuencias.

  1. La derechona más rancia andaba huérfana de una referencia desde que desapareció la sin par Norma Duval, y ha recibido con un gozo inenarrable a la Marta más racial y patriota. Ya han desechado su orfandad. Ya pueden levantar la cabeza de nuevo y gritar sin miedo y con razón: ¡VIVA ESPAÑA! OLÉ.

 

  1. Falto de ideas y de todo y con ciudadanos comiéndole el terreno a Rajoy se agarra al dichoso himno y escribe: “Muy buena iniciativa. La inmensa mayoría de los españoles nos sentimos representados. Gracias Marta. Lo de “inmensa mayoría” tiene tela. O sea que lo que le gusta a Rajoy le gusta a la inmensa mayoría.

Albert Rivera se ha “adherido” también por si acaso. A él no le gana nadie a patriota, ni siquiera Rajoy.

El diputado europeo Gónzalez Pons ya ha propuesto que Marta Sánchez cante su himno en la final de la Copa del Rey. Al estilo americano. (yo de Marta no le haría ningún caso).

Bueno, pues ya tenemos otra letra para nuestro himno huérfano.

Aunque…. ¿Qué quieres que te diga? Si preguntas a un emigrante que echa de menos cuando está fuera de España dirá seguro: las tapas, el jamón, la tortilla española y la familia. ¿Y la letra del himno español?….¿Que de qué?…. VAMOS ANDA.

 

AFRICANO GARCÍA