Con un origen muy distinto al de la crisis de 2008, la catástrofe de la Covid-19 entraña un impacto económico y social de tremenda magnitud. Por eso es fundamental que, en paralelo a la contención de la enfermedad, nos encaminemos con prontitud en la recuperación. De cómo sean los planes de recuperación y reactivación de la economía emergerá un Mazarrón u otro.

Confinados en nuestras casas por las necesarias medidas adoptadas para hacer frente a la pandemia, y sobrecogidos por una tragedia humana con más de dos millones de infectados y casi 200.000 fallecidos en el mundo, nos preguntamos cuándo y de qué manera podremos volver a algo parecido a la normalidad que conocíamos.

Entre las lecciones a aprender, una debería conducirnos a analizar mejor los riesgos y amenazas, y a que estos marquen las prioridades políticas y presupuestarias tanto del sector público como privado. Con un objetivo: construir economías y sociedades con mayor fortaleza para afrontar los futuros desafíos de toda índole que nos acechan.

Una vez que superemos esta crisis sanitaria, va a ser fundamental para la recuperación económica de Mazarrón. Hay que coordinar más que enfrentar o disputar con todas las administraciones para remar juntos en la misma dirección, y así evitar retrasos y duplicidades para ser más eficientes en la gestión de los fondos públicos.

Ciudadanos invita a todos los grupos municipales a una gran concertación entre partidos para salir unidos de la terrible crisis económica que derivará de la trágica pandemia, y aboga porque las administraciones sean el principal motor para la reactivación económica del municipio, desempeñando un papel inexcusable de financiadores, reorientando las partidas económicas de este 2.020 a superar los efectos de la pandemia: “El impacto económico de la crisis sanitaria del Covid-19 llevará consigo que todas las administraciones hagan un importante esfuerzo para reorientar los recursos públicos a favor de la reactivación económica y dar protección a los sectores más desfavorecidos de la sociedad.

Hay partidas reservadas que a lo mejor en este momento no tienen sentido o partidas que no van a poder ser ejecutadas. Y para ello, para dar cuenta de esa necesaria reordenación de recursos, trasvasar partidas de eventos y actividades de todo tipo que no podrán celebrarse y no podrán ejecutarse a otras de reactivación económica y social, necesarias e imprescindibles para vencer semejante hecatombe.

Creemos de corazón que estas medidas pueden contribuir a la recuperación posterior del desastre y permitirnos salir reforzados de esta crisis para afrontar con fuerza un futuro esperanzador y, lo más importante, “sin dejar a nadie atrás”.

 

 Cs Mazarrón