Con la ley de violencia de género en el centro del debate político, la mayoría de los españoles tiene clara su postura. Retrata una España cerca de la polarización, hecho que contrasta con el incontestable apoyo que recibió el Pacto contra la Violencia de Género, aprobado por unanimidad en el Congreso. Casi 7 de cada 10 ciudadanos, el 67’1%, respalda la legislación actual; un 20’6%, en cambio, desearía derogarla. El 12’3% prefiere no contestar a la cuestión.

Ese es el resultado de la última investigación social realizada por SocioMétrica para EL ESPAÑOL. Con la resaca del acuerdo de investidura alcanzado por el Partido Popular y Vox en Andalucía, en el que los populares consiguieron diluir la medida estrella de los de Santiago Abascal, el 73’1% de los votantes de la formación de derecha extrema abogarían por eliminar la ley, aprobada en 2004 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que protege a las víctimas de violencia machista.

Uno de cada diez votantes de Vox (el 13’7%), en cambio, mantendría la legislación actual. Así lo consideran también la práctica totalidad de los electores de Unidos Podemos (el 95’8%), el 86’9% de los socialistas, el 63’3% de los que votan a Ciudadanos y el 43’4% de quienes escogen la papeleta del Partido Popular. El 64’9% de los votantes de los partidos nacionalistas (ERC, PDeCAT, PNV, Bildu y Coalición Canaria) y el 86’6% de quienes se abstienen en las citas electorales se muestran contrarios a su derogación.

Sólo 2% de los votantes de UP quieren derogarla

Ningún partido con representación actual en el Congreso de los Diputados tiene una mayoría de electores que crea que debe anularse la legislación. La formación que registra más indiferencia con respecto a la violencia de género es el PP, con el 24’2%.

Únicamente el 2% de los votantes de Unidos Podemos se muestra favorable a la derogación de la ley. La cifra crece exponencialmente según se avanza hacia la derecha en el arco político: el 7’5% de los electores del PSOE, el 21’6% de los de Ciudadanos, el 32’4% del PP y el 73’1% de Vox quieren tumbar el marco legal actual que rige los casos de violencia de género. Así también lo creen el 23’8% de los que optan en las elecciones por algún partido nacionalista y el 6’6% de quienes se abstienen.

Finalmente, el 12’3% de los españoles prefiere no contestar a la cuestión o argumenta no saber. Son principalmente votantes populares, pero también, en menor medida, ciudadanos que eligen a Albert Rivera o Santiago Abascal.

 

 

FUENTE: ELESPAÑOL