El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha completado una ronda de contactos telefónicos con los líderes de los grupos parlamentarios para comprobar los apoyos que reúne el candidato Jordi Sànchez (Junts per Catalunya) con el propósito de celebrar una sesión de investidura la semana que viene.

Junts per Catalunya contemplaba la opción de proponer a Carles Puigdemontdespués de su puesta en libertad, pero finalmente ha optado por la figura de Sànchez a pesar de que el expresidente de la ANC permanece encarcelado en Soto del Real.

Puigdemont defendió la investidura de Sànchez la mañana de este sábado desde una rueda de prensa en Berlín.

Los números de la investidura

Para que la investidura de Jordi Sànchez salga adelante, Junts per Catalunya y ERC —que tienen cerrado un acuerdo de gobierno— necesitan reunir 66 votos para imponerse a los 65 de Ciudadanos, PSC, Catalunya en Comú y PP. La CUP, que defiende investir a Puigdemont, sólo ha comprometido la abstención de sus cuatro diputados en el caso de que el candidato sea otro.

Para lograr los mencionados 66 votos, Junts per Catalunya y ERC precisan que Carles Puigdemont y Toni Comín puedan ejercer el voto delegado. Puigdemont ya lo hizo en el pleno del jueves, cuando todavía estaba encarcelado, mientras que Comín, huido a Bélgica, nunca lo ha hecho.

 

 

FUENTE: ECONOMIADIGITAL