La secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, advirtió de que si pierde las primarias internas del partido que se dirimirán el próximo lunes y que la enfrentan a Isabel Franco, candidata de la dirección estatal de Pablo Iglesias, se retirará y dará un paso atrás. Se disputa la candidatura a la Junta de Andalucía en un clima interno de mucha tensión y con el aparato desde Madrid en su contra, insistiendo en que su idea es escindirse de Podemos. Los afines a Iglesias denuncian además que toda esta batalla se enmarca en la pugna abierta con Anticapitalistas, corriente a la que pertenece Rodríguez, y que también echó un pulso en Madrid.

Teresa Rodríguez compareció en rueda de prensa tras conocerse que la familia del exministro franquista Utrera Molina la ha demandado por un mensaje en su cuenta de Twitter. La líder de Podemos Andalucía intentó evitar el cruce directo de acusaciones y reproches con su rival interna y con el secretario de Organización, Pablo Echeniquepero dejó claro que se retirará de la carrera si no logra el apoyo de la mayoría en estas primarias. Además avanzó que abrirá un proceso de reflexión personal y no descartó convocar otras primarias internas para dirimir también la secretaría general de Podemos Andalucía si pierde entre los inscritos de la formación como candidata a la Junta. Lo peor que le puede pasar, comentó después de forma relajada con algunos periodistas, es tener que volver a su plaza como profesora de Instituto en un pueblo de Cádiz. Dejó claro que va a por todas.

“Alarma” en Madrid

La líder del partido en Andalucía está en pleno pulso con la dirección estatal desde hace semanas tras anunciar un proceso de confluencia con IU para concurrir en las autonómicas en una nueva plataforma electoral donde la marca de Podemos no tiene por qué ser preponderante. Echenique advirtió que existe “alarma” en su equipo por la intención de Rodríguez de abandonar Podemos. Desde Madrid, con el aval público del secretario de Organización, se orquestó la candidatura alternativa ‘Defender Podemos’, encabezada por la diputada nacional Isabel Franco. Ambas se verán las caras el viernes en un debate. Franco insistió el día anterior en denunciar que Rodríguez inscribió como partido la marca electoral ‘Marea Andaluza’ a espaldas de la dirección y con la intención clara, según señaló, de escindir de Podemos al partido en Andalucía. La dirigente autonómica niega esa versión pero evita entrar al trapo.

Rodríguez dejó claro que hay dos asuntos con los que “no parte peras”. Uno, la necesidad de que Podemos Andalucía alcance la mayoría de edad y consiga mayor autonomía política de la dirección estatal. Con este compromiso se presentó a las primarias andaluzas y se ratificó como secretaria general en 2016. Desde entonces han intentado negociar con Madrid sin avances. El segundo asunto versa sobre la relación con el PSOE. Rodríguez dejó claro que no piensa “subordinarse” a ningún acuerdo con las siglas socialistas ni con “el régimen” de Susana Díaz en un momento en el que Pablo Iglesias cierra acuerdos con Pedro Sánchez y acaricia la idea de entrar en los gobiernos socialistas.

No pactará con Susana Díaz

A Rodríguez, a la que el PSOE andaluz recuerda cada vez que puede esa expresión de “con el PSOE ni muerta” que utilizó una vez en el Parlamento en un acalorado debate con Susana Díaz, no la van a convencer, aseguró, para que cambie su discurso frente a los socialistas. “Hay un debate abierto en la organización sobre si debemos seguir siendo un partido que impugna el bipartidismo o escoger la senda de los acuerdos con el PSOE que ya existe en el ámbito municipal y autonómico”, explicó. Su posición fue clara, pactar con el PSOE, advirtió, presenta al partido “como parte de un lobby de izquierdas“, les perjudica y permite a los socialistas llevarse el crédito de los gobiernos conjuntos mientras que obliga a Podemos a “comerse las contradicciones”.

No quiso entrar a valorar el supuesto acuerdo alcanzado por Pablo Iglesias con Pedro Sánchez que entregó a Podemos la posibilidad de elegir al presidente de RTVE ni contestó si ve en una reunión secreta o alcanzando un pacto similar con Susana Díaz. “Nosotros lo que queremos para la RTVE”, señaló, “es que se elija al presidente por concurso público”.

Teresa Rodríguez insiste en que dará un paso atrás y se replanteará seguir como líder de Podemos Andalucía si pierde las primarias frente al aparato

Rodríguez camina hacia las elecciones andaluzas de la mano de Izquierda Unida, partido liderado por Antonio Maíllo, que ya pactó con el PSOE y se sentó en el Gobierno de Susana Díaz desde 2012 a 2015, cuando la socialista rompió el pacto con sus socios y convocó elecciones. La posibilidad de cerrar acuerdos de gobierno con los socialistas en Andalucía es ahora mismo inimaginable.

La líder de Podemos Andalucía ha integrado en sus listas a quienes le plantaron cara en las primarias de 2016 para hacerse con la secretaria general de Podemos y ha incluido a perfiles más moderados, próximos a Iñigo Errejón, para negar que pretenda imponer el control de Anticapitalista, corriente a la que pertenece ella y el alcalde de Cádiz,José María González ‘Kichi’. Su órdago de que se va si pierde evidencia que tiene muy claro que va a ganar frente a la candidata ‘pablista’ por más del 50% de los votos en estas primarias. Confía en que el día después acabe el enfrentamiento abierto con Madrid y la dirección estatal entierre el hacha de guerra y la deje hacer. Pero hay incógnitas porque, por ejemplo, es la primera vez que las primarias se resuelven por circunscripciones provinciales. Quien gane deberá someterse después a otras primarias conjuntas con IU para resolver la candidatura a la Junta, aunque se da ya por hecho que Maílllo cederá sin peleas el cartel a la líder andaluza de Podemos.

 
 
 
 
 
FUENTE: ELCONFIDENCIAL