Los procesados, entre ellos dos exalcaldes, están acusados de beneficiar a dos empresas por unas obras y a otro adjudicatario

 

Estaba previsto que el juicio empezase el jueves en la Audiencia Provincial, pero lo frustró la covid. Todos los acusados, menos uno, se habían presentado. Se iba a juzgar a dos exalcaldes y tres exconcejales del Ayuntamiento de Mazarrón, acusados de un delito continuado de prevaricación por la presunta adjudicación de contratos de obras por algo más de 413.000 euros sin respetar la normativa. Con ellos figuran también como acusados los administradores de las dos empresas presuntamente beneficiarias y el adjudicatario de otro concurso.

El juez Andrés Carrillo dio cuenta de la incidencia del día: una abogada, María Jesús Mayol, defensora de Juan Miguel Muñoz Blaya, había dado positivo en coronavirus. El certificado médico se lo dieron esta misma mañana.

Por tanto, el magistrado presidente de la sala aceptó la suspensión de la vista, solicitada por las partes, y apuntó que ahora mismo es «imposible» aventurar una nueva fecha del señalamiento, ya que «la sala está a rebosar».

 

 

FUENTE: LAOPINIONDEMURCIA