Rajoy fracasa al calmar a los pensionistas: cientos de miles de jubilados toman la calle

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se las prometía muy felices el pasado miércoles cuando acabó el debate sobre el futuro del sistema público de pensiones. Los periódicos se hacían eco de su promesa de subir las prestaciones mínimas y las de viudedad y de la rebaja del IRPF a los mayores que aprobaría en los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, este sábado se encontró con la verdadera realidad que viven los jubilados. Los mayores no cayeron en el ‘juego de trileros’ del presidente, que ya había prometido meses antes la reducción del IRPF y que está obligado a subir la pensión de viudedad por una ley aprobada por el PSOE en 2011.

El discurso del presidente, lejos de calmar los ánimos, los encendió más. Los jubilados lamentan que lo único que hizo Rajoy fue presumir de su política. «Ni hace autocrítica ni nos pide perdón por quitarnos lo que es nuestro», lamentaba uno de los manifestantes en Madrid. En los últimos días, el presidente ha repetido hasta la saciedad que desde que él está en Moncloa, «siempre suben las pensiones», pero los jubilados están ya hartos de esos juegos matemáticos. «Una subida del 0,25% cuando los huevos, el pan y la luz suben más de un 1% no es una subida, es un recorte», lamentaba un grupo de ancianas en la Puerta del Sol de Madrid ayer por la mañana. Se preparaban para un día intenso, con dos manifestaciones, por la mañana y por la tarde. Y con buen ánimo pese a la nieve.

Las movilizaciones, convocadas por los sindicatos CCOO y UGT y la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones Públicas (MERP), fueron masivas enmás de cien ciudades españolas. Los mayores se lanzaron a la calle en un movimiento de protesta contra las políticas del Gobierno como no se había visto desde el ‘no a la guerra’ contra el Ejecutivo de José María Aznar. «Aunque no lo quiera, hoy nos va a oír, eso seguro», afirmaba orgulloso uno de los manifestantes. Por ejemplo, en Valladolid y Málaga salieron a la calle más de 35.000 personas, en Barcelona salieron más de 30.000, en Santander fueron cerca de 25.000 personas, en Murcia fueron más de 10.000 personas (según las estimaciones de los sindicatos). Al margen del baile de cifras, los resultados son evidentes: el enfado con el Gobierno por su política del sistema público de pensiones es evidente y pone en una situación muy delicada al presidente.

Un discurso con una retahíla de datos económicos y una promesa de que las pensiones seguirán subiendo ya no es suficiente para los jubilados. Para ellos solo hay dos hechos: que siguen perdiendo poder adquisitivo y que la hucha de las pensiones (como se conoce popularmente al Fondo de Reserva de la Seguridad Social) ya está agotada y empieza a generar deuda. Contra esos hechos no puede haber palabras y buenas intenciones que calmen a los mayores.

Una subida del 0,25% cuando los huevos, el pan y la luz suben más de un 1% no es una subida, es un recorte

«Nosotros levantamos este país, nos lo deben«, explicaba uno de los manifestantes que no comprende que si ahora va mejor la economía y los beneficios empresariales están creciendo tan rápido, por qué no hay dinero para mantener el poder adquisitivo de los mayores. «Ya no podemos trabajar, pero sí podemos hacer mucho ruido, y también votar», sentenciaba.

La gestión de las pensiones puede restar muchos votos al Gobierno y por eso Rajoy decidió volver a salir para tranquilizar los ánimos. «Prometimos que la única partida que no se iba a tocar era la de las pensiones, mantuvimos el sistema, y las subimos. Es verdad que muy poco, pero vamos a perseverar. Mientras yo esté en el Gobierno subirán seguro«, explicó. El mismo discurso del miércoles, sin cambios, por lo que consiguió el mismo resultado. Por la tarde, los jubilados madrileños volvieron a lanzarse a las calles.

Son estos jubilados a quienes intenta seducir la oposición con mensajes irresistibles. PSOE, Podemos y ahora también Ciudadanos prometen a los mayores que mantendrán su poder adquisitivo en el corto, medio y largo plazo. El último en unirse a este mensaje ha sido Ciudadanos, que intenta robar votos al PP allí donde sea posible. Su secretario general, José Manuel Villegas, aseguró ayer a todos los jubilados que «peleará» por mejorar su situación en los próximos Presupuestos Generales del Estado con una subida de las pensiones y una rebaja fiscal. Eso para después añadir que «las pensiones tienen que dejar de ser un arma arrojadiza para ganar un puñado de votos».

Ya no podemos trabajar, pero sí podemos hacer mucho ruido, y también votar

También quiso participar en la foto el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien sigue haciendo del problema de las pensiones el centro de su discurso. Para el líder socialista, Rajoy está «tratando de privatizar» la recuperación de la economía y se resiste a «garantizar unas buenas pensiones». Sánchez ha querido dejar claro que su papel en la manifestaciónes «acompañar a los sindicatos» para «apoyar en la calle lo que es de justicia, unas pensiones dignas». Otro líder que aprovechó las movilizaciones de los pensionistas fue Pablo Iglesias, secretario general de Podemos. Iglesias aseguró que lo que España tiene que hacer es «echar a un Gobierno de corruptos que prefiere rescatar autopistas, bancos y hacer amnistías fiscales antes que actualizar las pensiones».

Los partidos seguirán utilizando las pensiones para hacer oposición al Gobierno y los jubilados anuncian que no se rendirán. «Cada día somos más, tenemos más fuerzas y estamos más convencidos», explicaba ayer por la mañana uno de los manifestantes, «si hemos salido a la calle hoy con la nieve, lo haremos también con el buen tiempo, hasta que el Gobierno rectifique«. En esta situación, el año puede hacerse muy largo para Rajoy. Y ahora ya sabe que sus discursos grandilocuentes ya no ‘cuelan’ en la calle.

 

 

 

 

 

FUENTE: ELCONFIDENCIAL

 

 

Manifestación histórica en Bilbao: 115.000 personas apoyan la lucha de los pensionistas

 

La historia parece repetirse. En los ochenta, miles de personas se movilizaban en Euskadi para pedir que no les dejaran sin trabajo. Eran los años de desindustrialización, el paro y la pobreza. Hoy, más de treinta años después, vuelven a salir a la calle. Ya no llevan los buzos de Altos Hornos o Euskalduna, pero tienen el mismo espíritu de lucha. Ayer peleaban por el futuro. Ahora les toca plantarse contra unas pensiones de miseria.

Este sábado, el centro de Bilbao ha quedado totalmente colapsado por una manifestación que ninguno de sus participantes olvidará. No en vano, esta ciudad acaba de vivir una de las movilizaciones más multitudinarias de su historia: según la Policía Municipal, 115.000 personas han tomado parte en la manifestación por unas pensiones dignas que se ha celebrado esta tarde.

Más allá de las cifras, hubo una evidencia innegable: cuando la cabecera de la marcha había llegado a la meta —situada en el Sagrado Corazón—, aún había gente en el punto de salida, fijado en el ayuntamiento de Bilbao. Se trató del recorrido inverso al que otra multitud realizó el pasado 8 de Marzo con motivo de la Huelga Feminista. En ambas ocasiones, la Gran Vía de la capital vizcaína ha ofrecido imágenes históricas.

«Esto va a ser impresionante. Acaba de empezar y ya cuesta moverse», afirmaba a Público María Luisa, una pensionista que había venido junto a una amiga desde la localidad de Mungia. Las calles del Casco Viejo que conducen al ayuntamiento le daban la razón: sin buscarlo ni preverlo, la multitud que atravesaba la zona antigua en dirección al punto de arranque de la movilización acabó protagonizando otra mini-manifestación improvisada.

El reloj marcaba las 17.00, y el cielo de Bilbao empezó a tirar granizo. Luego hubo varios minutos de lluvia intensa, pero prácticamente nadie se movió de su lugar. La tormenta dio un respiro a los miles y miles de manifestantes, que durante al menos dos horas tomaron por completo la principal avenida de la ciudad. «Hay mucha gente, y de todas las edades. Estamos notando el apoyo de la gente joven», afirmó Javi, uno de los tantísimos pensionistas que este sábado decidió salir a la calle. «Es una movilización sin precedentes», agregó Mari Carmen.

Olga hizo el recorrido junto a su hija, su yerno y sus nietos. «Unas amigas han estado al principio y luego se han marchado por la lluvia, pero yo he querido quedarme hasta el final», explicaba a Público mientras la manifestación avanzaba con enorme dificultad. No muy lejos, un hombre ya jubilado enarbolaba un cartel que criticaba a los «chorizos y ladrones» y pedía unas pensiones dignas.

En el manifiesto leído en el Sagrado Corazón, los pensionistas se declararon «hartos» de las mentiras del gobierno y de que les impongan «recortes de pensiones y reformas laborales dirigidas a reducir salarios», mientras la banca y las grandes corporaciones «multiplican escandalosamente sus beneficios y pretenden hacer negocio mediante planes privados de pensiones». También aportaron un dato estremecedor: en la Comunidad Autónoma Vasca hay 190.000 personas que «malviven con menos de 700 euros de pensión», mientras que en la Comunidad Foral Navarra existen otros 56 mil pensionistas en esa misma situación.

Minutos después de que terminara la movilización, el metro de la capital vizcaína también se vio totalmente desbordado de gente. «Hemos puesto las mismas frecuencias que tenemos de lunes a viernes, pero los vagones están repletos», comentó una trabajadora. De hecho, en las pantallas de las máquinas expendedoras de billetes había una serie de recomendaciones para utilizar este medio de transporte público ante un día que prometía quedar grabado en la memoria de la ciudad. Sin embargo, hasta los pronósticos más optimistas se quedaron cortos. Ni el granizo ni la lluvia les hizo retroceder. El 17-M será difícil de olvidar.

 

 

 

 

 

FUENTE: PUBLICO

 

Sobre el autor:

Deja una Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MURCIA TRANSPARENTE

SUSCRÍBETE!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete a nuestra Newsletter

Apúntate a la newsletter de murciatransparente.net

You have Successfully Subscribed!