ISABEL GARCIA TEJERINA

 

Usted amigo lector probablemente no la conozca aunque haya oído hablar de esta señora ministra, nada menos que de Agricultura, que para los murcianos de a pie y para los que se lo curran en el campo y la huerta, es una esperanza. Esta ministra, culta, preparada, especialista en temas europeos, respetada en los organismo claves de la unión Europea y que habla idiomas, no solo el adorado inglés cateto, y nada fácil en las negociaciones complicadas, trabaja a tope y no se excede en contar milongas. Es discreta y no se parece en nada a otras odaliscas del PP, es feminista educada y nada dada a las demagogias, y muchos menos en el debate del fuego del agua, que en los pocos años en el Gobierno ha sabido tratar con la debida prudencia. Nada de aquella aznarada de “si hay votos habrá agua”.

 

La señora ministra que ademas de ser una ministra de cuerpo entero, es una mujer con encanto, tiene labia y negocia sin descanso. Es capaz de estar  discutiendo horas y horas, hasta el agotamiento. Lleva muchos meses estudiando el problema del agua, que no es solo regional, ni nacional sino de nivel internacional. Tiene las ideas claras y parece que ha convencido a los socialistas que el socialista Borrell, ex ministro de Obras Públicas, supo tejer una Plan Nacional del Agua, que hay que actualizar. Se sigue negociando  desde el pasado verano. Ahora ha estado en la región valenciana y ha prometido que la Comunidad Autónoma modernizará el cien por cien de los regadíos con TRESCIENTOS CINCUENTA MILLONES DE EUROS, una cantidad aceptable pero no suficiente para resolver la crisis del agua, que se irá extendiendo por toda España. Los especialistas pronostican que vamos a una crisis global y que si no se toman medidas,habrá mucho sufrimiento. El desierto, por otro lado avanza camino del Europa del Sur, pasando totalmente por nuestro país. Cuidado, no habrá agua ni para parar a los pirómanos de la política en llamas.

 

Por cierto, que en los centros neurálgicos europeos, económicos, de las finanzas y del bienestar social, se apuesta discretamente por GARCIA TEJERINA, y quienes saben de ella y sus condiciones humanas, sugieren que en un remoto no muy lejano pudiera ser una buena primera ministra. Algunos envidiosos murmuran que es una tecnócrata. Pues bien, fracasados los políticos fulleros y cantamañanas, así va España como doméstica de belgas y alemanes, pues me apunto a tener una Jefe de Gobierno. Claro, que para progresar en la carrera política hay que ser un experto en artes corruptas, dentro y fuera de los partidos españoles, desde las Cortes de Cádiz.¡Amén!.  

 

 

 

COLECTIVO OPINIÓN PÚBLICA

 

 

García Tejerina: “Murcia utiliza el agua como nadie”

 

EFE HEMEROTECA. La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha destacado hoy que “Murcia utiliza el agua como nadie” y ha reiterado el compromiso del Gobierno expresado anteayer por su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, de “trabajar en una mejora de los precios del agua desalinizada que sea estructural”.

Según ha explicado, ese es el reto de su departamento, una vez culminado “un trabajo muy importante de planificación” hídrica en la comunidad de Murcia, de la que ha subrayado su “elevado nivel de eficiencia en la gestión del agua” de uso agrícola.

García Tejerina ha hecho estas declaraciones en Lorca, donde ha visitado hoy la empresa Campo de Lorca, una de las mayores productoras y exportadoras de brócoli del país.

Allí ha insistido en que el Ejecutivo quiere “que haya agua, de calidad, en cantidad suficiente y a unos precios que hagan rentable la importante actividad agraria” de comunidades como Murcia.

Ha resaltado que con los regantes de esta región el Gobierno central tiene “un compromiso permanente” que ha demostrado durante los últimos cuatro años, “que han sido muy complejos en gestión del agua” porque España “acumulaba un retraso muy importante y un abandono” de la regulación de este recurso.

El memorando del trasvase Tajo-Segura con el establecimiento de “reglas del juego claras, seguras y que no dependieran de arbitrariedades”; la reciente aprobación del plan hidrológico de cuenca del Segura con la implementación de medidas para la reducción del déficit en 80 hectómetros cúbicos y el acuerdo del pasado octubre para la rebaja del precio del agua desalinizada son tres de los hitos que ha destacado.

Según García Tejerina, a ellos hay que sumar infraestructuras necesarias para acumular el agua y hacerla llegar a los puntos donde era necesaria, como la tubería de 25 kilómetros que conducirá la de la desalinizadora de Águilas hasta Totana, la inclusión en los presupuestos de 2016 de los trabajos de bombeo y las obras de recrecimiento de la presa de Camarillas y la construcción de las de Lébor y Las Moreras.

Este conjunto de inversiones supera los 50 millones de euros y permitirá tener más agua disponible a los regantes murcianos mientras el Gobierno pone en marcha los mecanismos “estructurales” para la rebaja permanente del precio del agua desalinizada más allá de los periodos de sequía.