Ahí la tienen. Su nombre es Elsa Artadi, es una afín a la causa separatista como su jefe Puigdemont. Sin embargo, ha escapado al 155 y continúa en su cargo. Para más inri, es la número 10 de la lista Junts Per Cataluña– El presidente de Freixenet incendia TV3 dando leña a Puigdemont y alabando el 155 –.

Así es, para cabreo de muchos y con razón, la jefa de campaña del prófugo golpista sigue cobrando un sueldazo de España ya que no ha sido cesada tras la aplicación del 155, que destituyó al Govern que declaró la DUI–Puigdemont y su noche en la ópera para poner una vengativa pica en Flandes –.

Artadi representa uno de los pocos cargos del departamento de Presidencia de la Generalitat que no ha sido cesado por el Ejecutivo de Rajoy tras la entrada en vigor del famoso artículo, según ha denunciado Ciudadanos y recoge este 30 de noviembre de 2017 esDiario–El prófugo Puigdemont pide a la Justicia belga escolta para venir a votar el 21-D–.

 

Marta Pascal y su bomba de humo de las papanatadas de su exjefe Puigdemont

Artadi ocupó con el ex president cesado una dirección general, la de Coordinación Interdepartamental–Antonio Burgos le mete un buen palo a la TVE del inoperante Gundín: «¿Cuándo se le va a dejar de dar a Puigdemont un trato de héroe y referirse a él como lo que es, un golpista?»–.

Según denuncian los de Albert Rivera, lo hizo percibiendo un sueldo de 82.209 euros anuales–Alfonso Ussía: «TVE trata al prófugo Puigdemont con generosidad y respeto»–.

Su presencia como número diez en las listas de ‘Puchi’ le garantiza, salvo debacle absoluta, una presencia en el próximo Parlament que se constituya tras las urnas en las elecciones autonómicas del 21 de diciembre–Esta es la verdadera cara del independentismo radical: un cachorro de Puigdemont desea a la Guardia Civil una muerte lenta y dolorosa-.

 
 
 
FUENTE: PERIODISTADIGITAL