En el año del Brexit, un trauma de proporciones aún desconocidas para Reino Unido, el artículo más compartido del diario británico Financial Times en la red social Twitter no tiene como protagonistas a Theresa May, Nigel Farage o Boris Johnson. Ni siquiera a la Unión Europea, tan denostada por sus contrarios de las Islas. El nombre propio del tuit más compartido en 2017 en el principal periódico financiero global es el de Carles Puigdemont. Y sus más acérrimos seguidores, los inesperados propagadores de la ácida ironía desplegada contra el líder soberanista.

«El mundo tiene un nuevo y heroico luchador por la libertad. De Gaulle, Gandhi, Mandela y ahora Carles Puigdemont», empieza el texto firmado por el director editorial Robert Shrimsley, que cada semana publica una columna de carácter satírico. Atraídos por la proeza de ver el nombre del expresidente emparejado a los de dignatarios que han hecho historia en uno de los medios más prestigiosos del planeta, el eurodiputado Ramon Tremosa o el cantautor y diputado Lluis Llach, compartieron el texto sin ahondar demasiado en su contenido, cargado de ironía.