TIRANDO DE HEMEROTECA PICANTE (20/09/2018)

 

Desde este colectivo hemos dicho en repetidas ocasiones que el cierre del trasvase Tajo-Segura implicaría tres fracasos: Fracaso del proyecto colectivo de la Región de Murcia en el ámbito de las comunidades autónomas o de las llamadas “17 TRIBUS”. Un segundo fracaso consistiría en el reafirmamiento negativo del Estado de las Autonomías, como consecuencia del primero. Y el tercero constituiría el fracaso de los dos grandes partidos nacionales, PP y PSOE, que impulsaría como así ha ocurrido el resurgir de nuevos partidos constitucionalistas de ámbito nacional o nacionalistas de cualquier ideología populista, y movimientos ciudadanos o partidos de corte regionalista que pusieran varios diputados en el Parlamento Nacional.                                                                                                                  

Sobre este último punto hemos insistido escribiendo una y otra vez lo siguiente: ”Inevitablemente muchos ciudadanos se preguntarán que ocurriría si la Región tuviera cinco o seis diputados de un partido de ámbito regional que no obedeciese a Madrid. ¿Se respetaría entonces a Murcia como se respeta al País Vasco, Cataluña, Galicia, Canarias o Aragón ?. En estas tierras del Sureste está generalizada la opinión de que los partidos regionales son expresión de los egoísmos locales nacionales. Hasta ahora se ha pensado que lo patriótico es votar a los grandes partidos. Pero no se puede llegar a pensar si se deroga el trasvase, que nos puedan exigir patriotismo si nos quitan el agua”.                                                                                    

Hasta aquí un breve resumen de ideas que valen, que naturalmente responden a un criterio en auge que se va concretando en un estado de opinión cada día más profundo. Porque no solo es el agua producto de una farsa. Es también el AVE, las comunicaciones terrestres, la Sanidad, la desertización, el turismo, la industria, el Estado del Bienestar, el campo, el poder adquisitivo (con los sueldos más bajos del país) y el fracaso escolar. Y el fracaso y la incompetencia de unos políticos convertidos en pedáneos de Sánchez o Casado ahora, y antes de González o Aznar, Zapatero o Rajoy, como ha sido siempre. Y agregar que se puede tener un partido regionalista, o dos, sin perder el patriotismo y gobernando también desde Murcia.

 

 

No obstante todo ello, nos inclinamos abiertamente por el fracaso de la España de las Autonomías, porque la decisión egoísta de nuestros vecinos de Castilla la Mancha es una posición apoyada por Madrid, antes y ahora, aunque sea con reservas mentales. Sin olvidar el rotundo rechazo de Aragón y Cataluña al trasvase Ebro-Segura, que Valcárcel y Tovar se comieron con la consiguiente indigestión, lo que supuso dejar al viejo “Reino de Murcia” en el furgón de cola de las comunidades autónomas españolas.                                                                           

Sí, seguimos creyendo en un partido regional murciano, de corte conservador como SOMOS REGIÓN u otro más progresista en el futuro, pero lógicamente encabezados con dirigentes políticos que tengan lo que hay que tener, mezcla de juventud y veteranía para convertir la política murciana en un acicate que impulse sin género de dudas las potencialidades regionales. Lo que está claro es que no podemos seguir como vamos, aunque se hagan manifestaciones tan sectarias e hipócritas como las exhibidas durante la última cumbre sobre el agua celebrada el mes pasado en la capital murciana, que fue un engañabobos infumable de la nueva dirección del Partido Popular y sus aliados de siempre, como los hombres del agua y sus negocios, los medios subvencionados, los latifundistas y sus disertaciones mirando al tendido y calculando beneficios con sus otros socios del ladrillo.                                                                               

También pensamos, como otros compañeros de medios sin collar y muchos miles de murcianos y murcianas, que el problema del agua se va a aguar, y que el eslogan para lelos apesebrados del “AGUA PARA TO….NTOS”, caladero y coladero de votos gaviotos les castigue como se merecen, y que las reivindicaciones hechas desde aquí sirvan para algo en el futuro. Porque somos murcianos y españoles de primera. Así pues, desde ya, partido regionalista con todo el patriotismo del mundo, regeneración y cambio en los viejos partidos, y un compromiso ineludible de los nuevos que no deje lugar a dudas, o serán  inevitables los populismos en auge de algún partido nacionalista-fascista-extremista.    

 

 

 

COLECTIVO “OPINIÓN PÚBLICA”