Los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía adscritos al caso Villarejo han logrado rescatar la grabación, que había sido borrada, de cerca de dos horas (1 hora, 49 minutos y 45 segundos) que el excomisario jubilado hizo el 23 de octubre de 2009 a la actual ministra de Justicia, Dolores Delgado, y al exmagistrado Baltasar Garzón, según consta en un informe policial de 11 de octubre de 2018, a cuyo contenido ha tenido acceso Vozpópuli.

La grabación fue entregada a la Policía por el abogado del diario digital Moncloa.com el 29 de septiembre de 2018, «manteniéndose el pendrive entregado custodiado bajo llave en dependencias de esta Unidad de Asuntos Internos hasta su remisión a la Autoridad Judicial», el 1 de octubre.

Y ese mismo día la Policía volcó el contenido del pendrive «entregado por el diario digital, el cual se encontraba vacío, si bien los funcionarios actuantes de la Unidad de Investigación Tecnológica pudieron recuperar el documento en formato MP3″, prosigue el documento policial.

Fue borrado

El archivo recuperado, que según la Policía «se encontraba borrado», tiene una duración total de 3 horas, 42 minutos y 50 segundos. Y contiene la grabación de la conversación, aunque a la hora, 49 minutos y 45 segundos el sonido «se corta de forma abrupta, pasando a escucharse únicamente música aparentemente desconectada de la grabación efectuada hasta ese momento», especifica el documento policial enviado al juez Manuel García-Castellón.

El informe de los agentes, que han comparado la conversación restaurada con los audios emitidos en la prensa, concluye que no todos los extractos publicados por el diario Moncloa.com han podido ser identificados en el archivo de audio: «El cual presenta contenidos diferentes».

Asimismo, los agentes informan al juez de la Audiencia Nacional de que el archivo de audio publicado por Moncloa.comno había podido ser detectados hasta ese momento entre el material intervenido a Villarejo: «Si bien conviene reseñar que la totalidad del material, debido a su volumen, no ha podido ser analizado», destaca el dosier.

Comisión de Justicia

En el Congreso de los Diputados, Delgado también negó ser amiga del comisario jubilado Villarejo, con quién tampoco tuvo, explicó, ninguna relación profesional.

De esta forma, y en el momento en el que las grabaciones dejen de estar bajo secreto, la ministra de Justicia podrá escuchar las casi dos horas de grabación. La titular de Justicia aseguró el 10 de octubre en la Comisión de Justicia del Congreso que se celebró del 10 de octubre que no tenía intención de entrar en el contenido de la grabación que le hizo el excomisario Villarejo porque no había tenido acceso a toda la grabación.

«No sé si ustedes las han escuchado, no sé si ustedes las han oído en su integridad, no tengo ni idea; no sé si han comprobado el contenido íntegro de esas grabaciones, si han comparado las transcripciones, si han comparado los comentarios a las transcripciones y al contenido de las cintas de —parece ser— cuatro horas de duración y donde en apenas veinte segundos sale mi voz en distintos cortes; no lo sé, pero yo, desde luego, no las he oído en su integridad», dijo entonces Delgado, tal y como consta en la transcripción de su intervención.

García Castaño

En el almuerzo celebrado en 2009 en el madrileño restaurante Rianxoparticiparon, además de la ministra, Villarejo y Garzón; el responsable de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO), Enrique García Castaño; el comisario Gabriel Fuentes; el fallecido Miguel Ángel Fernández Chico; y el comisario general de Información, Miguel Valverde.

De las grabaciones de Moncloa.com se desprende que Dolores Delgado tuvo conocimiento de que el comisario Villarejo había creado una «agencia de modelos» que tenía como objetivo en realidad que estas mujeres se acostaran con personas poderosas, como políticos y empresarios, para extraerles información.

En esa comida, además de tratar asuntos personales y barajar el despido de policías que no les caían bien, también hubo tiempo para las críticas y los insultos. El mismo digital publicó unos audios en los que la ministra Delgado llamaba «maricón» a uno de sus actuales compañeros de Gobierno, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

 

 

FUENTE: VOZPOPULI