El líder de Ciudadanos, que ha pedido la suspensión inmediata de los parlamentarios presos, ha dejado una de las estampas de la sesión constitutiva en un tenso lance con Jordi Sànchez

 

Albert Rivera ha acompañado sus palabras de rechazo a que los diputados independentistas presos puedan continuar en el Congreso con un gesto significativo: una mirada demoledora que no ha pasado desapercibida en el hemiciclo.

En su perfil de Twitter ha fijado el líder de Ciudadanos el cruce de miradas con Jordi Sánchez, el parlamentario independentista preso, en el Parlamento durante la sesión constitutiva de la cámara. «Es una ofensa al pueblo español que ocupen un escaño y cobren un sueldo público quienes están procesados por dar un golpe a nuestra democracia», escribe Rivera, acompañando a la foto, en la que Sànchez y, un poco más adelante, el también independentista Jordi Turull, clavan la mirada en él. Y el líder naranja le sostiene la mirada desafiante.

 
«La Mesa debe actuar de inmediato, aceptar el escrito de Ciudadanos y suspender automáticamente a los presos», concluye su mensaje en Twitter Rivera.
 

FUENTE: ESDIARIO