Se cumple justo un mes desde que la juez del juzgado número 51 de Plaza Castilla, el que lleva la instrucción de las presuntas irregularidades en el máster de Cristina Cifuentes, abriera una pieza separada respecto al postgrado que también cursó el ahora candidato a presidir el Partido Popular, Pablo Casado. El dirigente ‘popular’ entraba en las investigaciones de la juez María del Carmen Rodríguez Medel como sospechoso de haber recibido algún tipo de trato de favor por parte de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

 Tras un mes de pesquisas, en paralelo a las realizadas sobre las prácticas del Instituto de Derecho Público liderado por Enrique Álvarez Conde respecto a Cifuentes, Rodríguez Medel ha dado un paso más respecto al papel que pudo jugar Casado en la obtención del máster de Derecho Autonómico. Así la juez ha solicitado al Congreso de los Diputados que acredite la condición de diputado del vicesecretario de Comunicación del PPPablo Casado, según figura en una providencia a la que ha tenido acceso EL MUNDO que data del pasado viernes.
La petición de información se realizaría en pos de confirmar la condición de aforado ante el Tribunal Supremo para, en su caso, remitir una posible investigación en relación al máster que cursó en 2008 la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (URJC). Si se eleva la causa al Supremo, podría conllevar su citación en calidad de investigado si decide no archivar el caso.
Hoy mismo, Casado ha anunciado que presentará su candidatura a la Presidencia del Partido Popular ante el congreso extraordinario que la formación celebrará los días 20 y 21 de julio para elegir al sucesor de Mariano Rajoy al frente de la formación. Casado, ha asegurado su “absoluta tranquilidad” por las investigaciones sobre sus estudios universitarios porque ha sido “transparente”, ha dado “la cara” y ha aportado “toda la documentación”. A su entender, se trata de informaciones “interesadas” en declaraciones recogidas por Europa Press.
La presente providencia se enmarca en la investigación de los presuntos delitos de falsificación documental, prevaricación administrativa y cohecho impropio por los que han sido llamados a declarar el próximo jueves, el rector actual de la URJC, Javier Ramos, así como otros responsables de las gestión administrativa del centro en calidad de testigos. El próximo 26 de junio será el día en el que declare la ex presidenta de la Comunidad de Madrid y el 1 de agosto, en calidad de investigados, Alicia López de los Mozos, Enrique Álvarez Conde y Fernando Suárez Bilbao.
La juez sospechó desde el primer momento que, en el Instituto de Derecho Autonómico, había alumnos que tenían “trato vip”. De ahí que sus investigaciones se hayan extendido mucho más allá de las irregularidades del máster de Cristina Cifuentes y se hayan centrado, especialmente, en el director de este organismo, Enrique Álvarez Conde.
Dentro de esta causa, pidió a esta universidad que remitiera información sobre el máster que cursó en el vicesecretario de Comunicación del PP en el periodo 2008-2009.
En abril, Casado compareció ante los medios de comunicación tras difundirse las primeras informaciones con sus trabajos sobre el máster de 60 créditos en Derecho Autonómico y Local en la Universidad Rey Juan Carlos y los documentos sobre las convalidaciones que solicitó -un total de 40 créditos- para demostrar que hizo “lo correcto” y no recibió “ningún trato de favor”. 
En esa comparecencia, confirmó que su director fue también Enrique Álvarez Conde, el mismo catedrático que con Cristina Cifuentes, y admitió que no fue a clase ni se examinó. “Hice lo que se me pidió”, enfatizó.
En un encuentro informal con los medios de comunicación, Casado explicó que tras matricularse en octubre de 2008 en el máster solicitó la convalidación de las asignaturas (ya era licenciado en Derecho por la Universidad Complutense) y admitió que no tiene certificado de notas oficial porque “nunca” lo solicitó.
Casado tiene otra polémica académica, destapada por este periódico, sobre la manera en la que aprobó su carrera de Derecho en la Universidad Complutense. El dirigente ‘popular’ aprobó la mitad de la carrera en un año cuando, para superar la otra mitad, había tardado siete.
 
 
 

 

FUENE: ELMUNDO