EL PITORREO DE LAS COMUNIDADES AUTONOMAS

 
 
¡¡Si seguimos imprimiendo la misma marcha a los reinos godos de España, terminaremos vitoreando a los reyes godos, nuestros padres separatistas!!, me comentaba airado e irónico ese prodigio del ingenio y del… seny catalán que es BOADELLA, en unos minutos históricos que elevaba el listón del ridículo y la humillación haciendo grandes esfuerzos los separatistas, los populistas, los republicanos, los sistemáticos de la corrupción del capitalismo de la extrema derecha catalana que potencia Puigdemont junto a sus adversarios mortales de la CUP, toda una cama redonda de orgasmos políticos para tocar poder a los que la moral o la deontología les importa un huevo, y menos el pueblo que va perdiendo poder adquisitivo y bienestar económico.
 
 
ARRESE, el ministro franquista, leo, que construyó esa enorme masa de «viviendas protegidas» que superviven desde hace cincuenta años, en los barrios obreros españoles, dijo aquello «de que la Falange no es organización coactivamente solitaria, sino NECESARIAMENTE ÚNICA Y PODEROSA». Es lo mismo que cree Pablo Iglesias. O estaba convencido hasta la paliza recibida en Cataluña, culpando al rey Felipe de todos los males de España, cuando el mando del monarca no sobrepasa el recinto de la Zarzuela y se lo permite la reina Letizia, cuando anda de mal talante.

 

 
Igualmente el jerarca comunista de Izquierda Unida, el listillo de Alberto Garzón, cuyas centurias han sido destrozadas en los campos de guerra elegidos por los los destructores de la izquierda extrema y la CUP. Y que así mismo aseguraba Mariano Rajoy, días antes del glorioso UNO DE OCTUBRE, contemplando maravillado el cambio de juego y chirigotas del payaso Puigdemont, convertido en monumento del turismo político, en el circo belga que amenaza destrozar a los independentistas ultras flamencos provocando una crisis de Gobierno en Bruselas, capital de la Unión Europea. Me susurra mi panadero, licenciado en Química Orgánica, a la chita callando, el zorro de él, que quizás lleva algo de razón impulsiva bipolar, el genial TRUMP, el hombre que ha prometido tirarse en paracaídas, en Corea del Norte, de la mano de Maduro tan capacitado para matar de hambre a la ciudadanía venezolana en su República de gorilas motorizados para reprimir con urgencia a la oposición.
 
 
El presidente norteamericano de solo color blanco, salvo cuando se pone negro de ira si le acusan de tener un maletín nuclear pequeño de disminuido viril y mental, que ha lanzado algunos misiles a la OTAN europea, empeñada en volver a las guerras púnicas o a las otras entre las tribus o reinados visigodos y godos, que nos dejaron de herencia levantado ya el Impuesto de Sucesiones y daciones el rey Recaredo, convertido al catolicismo de los cofrades coloraos, que ha cumplido su juvenil delfín López Miras que ha desembarcado en las Comunidades Autónomas, una herencia divina, porque EL, el mismo, que supo gastarse, defendiendo a sus cortesanos y cortesanas, una bárbara cantidad salida de lar arcas del llamado Partido Popular, ya que la caída de Pilar, la reina de Saba, supondría un riesgo porque cantar sabe hacerlo, y Ramón Luis es un amante de los boleros.

 

 
Comunidades Autónomas sometidas a duchas frías de los diecisietes manicomios. Unos más que otros, empezando por Cataluña seguida por Asturias. Les cuento en la intimidad, que hasta Alvarez Cascos, que fue general secretario populero, está en la «metida» de Covadonga, resucitado Don Pelayo y Santiago Matamoros yihadistas de aquellos sublimes siglos de la Reconquista, un guerra que duró siete siglos. Y ojo al dato. Se trata de un hecho portentoso, el de haber declarado el BABLE (ALGO SIMILAR AL PANOCHO) idioma cooficial del Principado de Asturias, de tan mala folla, suerte, que ha ocasionado un enfrentamiento entre socialistas sensatos y socialistas de la última ola, desalojados de los fríos cuarteles de invierno del caudillo Pablo Iglesias y su estado mayor castrense. Por supuesto que este gesto le costará otro recorte de votos, porque eso de jugar a las cartas, en la manga ancha, es hacer trampas, que es lo suyo. Se ve que no ha leído a Arrese, sino que se distrae viendo la Secta TV y oyendo el periodismo independentista del objetivo Wyoming, el periodista más rico de la izquierda, de la derecha episcopal y de los encartados en los Ere sevillanos, tan sacrificados.

 

 
Pero el final apoteósico, que dará la vuelta al mundo mundial, ha saltado de la magia de Boadella, el actor catalán que le ha dado un corte de mangas, a todo lo que es tan podrido en el mundo catalán que humilla a este país de truhanes. LA DECLARACIÓN Y FUNDACIÓN DE UNA NUEVA REGIÓN ESPAÑOLA, LA DIECIOCHO, AYER, QUE SE HA DADO EN LLAMAR TABARNIA. Un trozo del imperio de los Pujoles que se ha comido trozos de las provincias de Barcelona y Tarragona. Boadella y su equipo ha pedido con suma solemnidad, que se célebre otro referéndum, para salir corriendo de la Cataluña dividida en dos, como el resto de nuestro país que anunciara Machado. Me temo que tal como van las cosas, los seguidores cantonalistas cartageneros dominados por los romanos de Murcia, pidan lo propio para salirse del territorio de la tribu de los barrigas verdes, que roban a Cartagena.
 
 
No me digan, amados lectores, si los tengo, si no es para descojonarse y salir corriendo. Ayer empezó a caminar el nuevo parlamento de media Cataluña, con muchas prisas, y escasa visión de futuro de los que fueron inquilinos de La Moncloa, porque aqui, en Barcelona, saben que en tres años, cuando los menores de hoy cumplan los 18 años, los soberanistas serán legiones, sin discusiones bizantinas. El mal está hecho, desde que aterrizó en Barcelona el bueno de Tarradellas, que advirtió a Adolfo Suárez, según me comentó Federico Gallo, que «JORDI ES UNA PÁJARO DE CUIDADO». Lo ha demostrado, un ave de rapiña. Evidente. ¿Qué hacer ante el eminente peligro de romper España como hicieron nuestros abuelos liquidados en la batalla de Guadalete por los guerreros yihadistas?. Poco, si PP, PSOE y Cs no son capaces, y demostrar, que son españoles decentes. Mis cuentas me dan un gran número de golfos, a la vista de la película murciana y las declaraciones de Pilar Barreiro subvencionada por el PP de Valcárcel, que en este asunto debe desmentir si tiene vergüenza. Dar la cara, dar la cara dura que ha demostrado tener sin que la justicia haya sido capaz de profundizar en la confabulación de marras.

 

 

J.J. CANO VERA