Andalucía posee la mitad de las áreas con radioactividad, dos junto a la capital onubense y otra en Palomares, Almería, donde Manuel Fraga se dio el famoso baño

 

El organismo encargado de velar por la seguridad de las instalaciones radiactivas, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), ha publicado la lista de las seis áreas radioactivas en España (nucleares, centros de investigación u hospitales).

Según publica ABC, dos de estas zonas están en el entorno de la capital onubense y una tercera en Almería.
Las dos primeras están situada en el estuario del río Tinto en Huelva, en las Marismas de Mendaña, justo antes de su confluencia con el río Odiel.

Ahí está el Centro de Recuperación de Inertes (CRI-9), que se extiende en 1600 m² y tiene presencia de Cesio-137.

Antes de la confluencia con el Odiel, justo al lado de la ciudad de Huelva, como demuestra la foto, está situada la balsa de fosfoyesos que abarca una enorme extensión de 1.200 hectáreas con presencia de Radio-226.

La inacción de las autoridades regionales y nacionales, permite que ese área permanezca a escasos metros de la población onubense.

El tercero está situado en la pedanía de Palomares (Almería), donde cayó la bomba atómica de EEUU durante la dictadura, hecho que vimos recogido por el NODO con el famoso baño de Manuel Fraga para demostrar que supuestamente no pasaba nada.

En el resto del país, estas zonas están situadas en Cartagena, Madrid y Toledo.

El organismo no los califica como zonas contaminadas estrictamente porque hay una “ausencia de regulación específica sobre terrenos contaminados radiológicamente».

Según el CSN, han ido actuando sobre estas áreas “cuando ha sido necesario, en función de su riesgo o impacto radiológico potencial, de forma que se garantice la protección radiológica de la población y del medio ambiente».

En 1998, la fábrica de hacer Acerinox en Los Barrios (Cádiz) tuvo un escape radioactivo al lanzar unas 150 toneladas de polvo de cenizas radiactivas.

Estas partículas radiactivas fueron descargadas en la Planta de Inertización de Palos de la Frontera (Huelva) como confesó el ex consejero de Medio Ambiente de la Junta, José Luis Blanco.

Esta planta tuvo que permanecer cerrada para poder limpiarla y sus trabajadores, al igual que los de Acerinox, fueron sometidos a un reconocimiento médico.

 
 
 
FUENTE: DIGITALSEVILLA