Arrimadas supedita la reunión con Torra de este viernes a la retirada del mensaje que cuelga de la fachada de la Generalitat, y el Govern se niega a quitarla

 

La ronda de contactos que el presidente catalán, Quim Torra, tiene previsto iniciar mañana viernes con todas las formaciones políticas no empieza con buen pie.

En el minuto menos uno, la primera de las convocadas por Torra, la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, ha puesto como condición para asistir a la cita que el Govern retire la pancarta en solidaridad con los líderes independentistas en prisión y en el extranjero. Y el Ejecutivo catalán ya ha dejado claro que no piensa quitarla.

La pancarta es la que el Govern colgó del balcón del Palau de la Generalitat el sábado pasado, en cuanto los consellers tomaron posesión de sus cargos, con el lema “Libertad presos políticos y exiliados” escrito en catalán y en inglés y un lazo amarillo dibujado al lado.

Condiciones

Torra ha convocado este viernes a Arrimadas a las 10 de la mañana para iniciar por ella la ronda de contactos en tanto que líder de la oposición, pero la jefa de filas del partido naranja ha puesto como condición la retirada de la pancarta y también de lo que considera sus “amenazas de llevar a cabo un plan ilegal”.

Se refiere Arrimadas a la intención declarada del Govern de seguir adelante con su plan para conseguir la independencia. Torra insistió en ese sentido el miércoles en el Parlament en que mantiene su compromiso de “cumplir el mandato del 1-O”. “No estamos aquí para rendirnos”, advirtió.  Y antes que él, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, ya había dicho que el Ejecutivo catalán no renuncia a la vía unilateral.

No se da por invitada hasta que Torra “demuestre que el Palau de la Generalitat es de todos” y “respete la neutralidad institucional”

“Lo que se ha roto es el diálogo entre catalanes. El primer diálogo que se deberá iniciar es en Cataluña, pero no se podrá producir si el presidente de la Generalitat no respeta unas premisas básicas democráticas. Diálogo, sí. Pero dentro de unas premisas básicas democráticas”, ha dicho. Y que ella no se da por invitada hasta que Torra “demuestre que el Palau de la Generalitat es de todos” y “respete la neutralidad institucional”.

La pancarta se queda

Artadi ya le ha replicado que la pancarta se queda. “Se retirará el día que no haga falta reclamar la liberación de los presos políticos y el retorno del exilio de políticos y artistas, no antes”, ha zanjado, y ha recordado que el grupo de Cs asiste a trabajar todos los días al ayuntamiento pese a que de su fachada también cuelga un lazo amarillo.

Además de a Artadi, Torra ha citado este viernes al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y prevé completar la ronda de reuniones con el resto de líderes a lo largo de la semana que viene.

 

 

FUENTE: ECONOMIADIGITAL