Los cuentos del Pity-Power

 

– Ya sabes que os pago lo mismo a los tres que estáis contratados en esta oficina, pero dicen que en España hay una diferencia salarial de un 15 % contra vosotras, las mujeres. Dicen que esto se debe al patriarcado machista opresor que os atenaza. Dicen que miles de mujeres, haciendo piquetes, vais a  paralizar el País el día 8 de Marzo para luchar contra esta opresión.

Necesito  saber si tu vas a hacer la huelga para programar el trabajo.

-¡Ya ves! Yo no me había dado cuenta de que después de tantos años de “feministas hasta en la sopa” aún quedaban machistas fuera de prisión. Pero eso es fácil de solucionar: ¡Que nuestras autoridades levanten en peso a base de multazos a todas las empresas que paguen de menos a las mujeres que a los hombres por el mismo trabajo!

(el jefe mueve un no con la cabeza) -¡Ah, que no es eso!…    ¿Y entonces, qué es?

-Dicen los expertos que la brecha se debe a que las mujeres sois las que engendráis

los hijos y luego preferís ser vosotras las que os ocupéis de criarlos.

-¡Ya entiendo! Pero entonces que nos den más dinero del Estado para ayudas para la maternidad ¿No? Luego ese dinero se añade en los cálculos a los sueldos de las mujeres y ¡Ya está! ¡Brecha cerrada!

-Bueno, es verdad que España es uno de los países europeos que menos dinero destina a las ayudas a la maternidad, pero como nuestra natalidad es una de las más bajas del Mundo, ese concepto apenas representaría dinero.

-Pues si no hay más mujeres que quieran tener hijos, vamos a terminar por desaparecer. Pero aún seguimos sin saber de dónde viene la brecha contra nosotras…

-Bueno, si nos fijamos en que las muertes por accidente laboral en 2016 fueron de 461 hombres frente a 35 mujeres, habrá que pensar que el tipo de trabajo es diferente, que vosotras no soléis realizar los trabajos más peligrosos, que seguramente deben ser los mejor pagados.

-¿Entonces qué pedimos? ¿Que nos tengan que pagar más a las mujeres que a los hombres por el mismo trabajo para compensar la brecha?  ¡Pero así ninguna empresa va a querer contratarnos!

-Si ocurriera eso, seguramente el Estado nos obligará a que por lo menos  la mitad de la plantilla contratada seáis mujeres, bajo pena de cerrarnos la empresa a base de multas.

-¿Pero qué pasa si en esta constructora no encontramos suficientes mujeres que quieran subirse en el andamio? ¿Ya no podemos construir? ¿Cierra la empresa?

-No sé. Quizás nos permitan que las plazas de mujer puedan ser cubiertas por miembros del colectivo LGTB…

-¡Bueno! ¿Pero qué rollo se esconde detrás de tanta tontería? ¿Cuál es la tajada que quieren sacar nuestros políticos esta vez? ¡Quién quiere beneficiarse de esa huelga que dicen que tengo que hacer?

-¡Eso sí que no lo sé! Pero seguro que, con un poco más de endeudamiento, de recorte a las pensiones, a la escuela y a la Sanidad, consiguen tapar todas las brechas de las rajas. Lo que te puedo asegurar es que, al igual que el resto de las mujeres trabajadoras del País, va a ser muy difícil que tú, en tu propio sueldo, te lo vayas a notar.

-¡No, si ya sé…! Pero mira, apúntame de huelga ese día, que el nene tiene excursión en el cole y así lo puedo acompañar sin gastar “asuntos propios”.

 

 


JUAN MARIANO PEREZ ABAD