La expresidenta del PP madrileño y de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre considera que “la corrupción ha manchado a todos los partidos, desde el PSOE hasta el PP o Convergència, y esto a los ciudadanos les ha deprimido mucho”.

Así lo ha trasladado a los medios antes de participar en una conferencia en la Universidad de Almería (UAL) a la hora de valorar la situación de los partidos ante las próximas elecciones generales del 28 de abril y los siguientes comicios locales y autonómicos, lo que a su parecer ubica a la política española en uno de sus “momentos más delicados”.

En este sentido, ha señalado la corrupción como una de las cuestiones que marca a las formaciones de cara a las elecciones, si bien también ha apuntado la influencia de una “crisis económica terrorífica” que “Zapatero no supo o no quiso remediarla” y la situación de paro, que “no acaba de corregirse” y ha dado lugar a índices “muy altos” aún.

Con esto, ha calificado de “muy preocupante” la situación en la que se desarrollarán las próximas citas electorales, especialmente tras la convocatoria de generales por un Gobierno “que se ha investido a sí mismo con la ayuda de los independentistas” y “de los podemitas”, y ante un espectro político que ha pasado del “bipartidismo” de PSOE y PP al nacimiento “en la izquierda” de Podemos y “en la derecha, por un lado Vox y por otra parte Ciudadanos”

Asimismo, ha criticado algunos de los discursos que se dan en la precampaña por parte de determinados partidos que “no quieren hablar de economía” y sí de “si van a sacar a Franco de su tumba”, “de la eutanasia”, de “la memoria histórica” o “de las cosas estas de la violencia de género”, pese a que sobre este último asunto ha echado en falta de que no se haya “oído ni una sola palabra” sobre la mutilación genital femenina.

 

“¿El heredero de Zapatero, que nos legó cuatro millones de parados por un lado, y los asesores de Chávez y de Maduro son los que van a determinar el crecimiento de la economía española?”, se ha cuestionado la expresidenta popular, quien ha afeado que el presidente, Pedro Sánchez, llegara al Gobierno con una moción de censura “destructiva, para echar a Rajoy y al PP”, con el apoyo de “los independentistas”, de “algunos herederos de los terroristas” y de “los podemitas” en lugar de “poner un programa de gobierno” desde una perspectiva “constructiva”.

 
 

FUENTE: ELDIARIO