El reparto atribuye a los populares las tareas de mantenimiento y la relación con las empresas que prestan los servicios públicos

 

El reparto de las competencias para llevar adelante las inversiones en obra pública quedó claro ayer en el decreto aprobado por la Junta de Gobierno Local. El PP se encargará de «aprobar y ejecutar» los proyectos nuevos con presupuesto mayor de 500.000 euros, mientras que el PSOE asumirá directamente las demás. Este reparto no quedó suficientemente claro hace una semana y por eso se decidió esperar a que los técnicos lo definieran. Entre las cuestiones por dilucidar estaba quién se encargaría de los trabajos de mantenimiento. Finalmente será el PP el que los asuma.

 
Como responsable de Infraestructuras, Servicios y Litoral, María Casajús asumirá las competencias asignadas al PP en esta materia, mientras que el socialista Juan Pedro Torralba que se encargará del resto como concejal delegado del área. En concreto, llevará Servicios Urbanos y Proyectos. Torralba asumirá también el control del uso de la vía pública (como el de las terrazas de hostelería) y las concesiones de uso. Casajús se ocupará de supervisar el funcionamiento de los servicios (agua, limpieza, recogida de basuras, alumbrado público y transporte urbano, principalmente) y de tratar con las empresas que los prestan.

 
Torralba fue durante los últimos 18 meses el responsable único de todas esas tareas. Al compartir ahora el área de Infraestructuras, a las órdenes de Casajús, se quedará con los menos costosos. Eso le convertirá en responsable, por ejemplo, del diseño de las obras de los Presupuestos Participativos. A Casajús le tocará liderar planes de obra de más enjundia, que por ahora no han sido expuestos públicamente.

El troceo del resto de competencias ya había quedado bastante claro hace dos semanas. La alcaldesa, Ana Belén Castejón, será la concejal de Urbanismo y Grandes Proyectos, Noelia Arroyo asumirá Bienestar Social y la vicealcaldía, con competencias en la coordinación del Ejecutivo. El PP mantiene el mando en otras tres áreas de gobierno: Descentralización, con Diego Ortega; Hacienda, con Esperanza Nieto; e Infraestructuras, con María Casajús. El PSOE dirige Educación, Empleo y Empresa, por medio de Irene Ruiz; Seguridad Ciudadana y Festejos, con Juan Pedro Torralba; y Cultura, Igualdad y Juventud, con David Martínez. El único edil de Ciudadanos, Manuel Padín, gestiona la novena área de gobierno, Turismo y Comercio Sanidad y Consumo, y ejercerá como secretario de la Junta de Gobierno Local, en la que estarán el resto de concejales de área.

En la sesión de ayer también quedaron establecidas las responsabilidades de los concejales en los órganos en los que el Ayuntamiento tiene representación. Las más importantes se las repartieron la alcaldesa y la vicealcaldesa. Así, los dos puestos en el consejo de Administración del Puerto los ocuparán ambas. Lo mismo que en el Consejo Social de la Universidad Politécnica.

Por lo que respecta a los consorcios, en Puerto de Culturas, Castejón estará acompañada de Cristina Pérez (Turismo), del PP; David Martínez, Irene Ruiz, y Manuel Padín. La representación en la Fundación Teatro Romano la ostentarán Castejón, como vicepresidenta, y Arroyo y Padín, como vocales.

Cuando se consume el relevo en la alcaldía, dentro de dos años, algunas de estas labores de representación cambiarán.
 
 

FUENTE: LAVERDAD