El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) investiga las conexiones de Rusiacon el independentismo catalán, según informan a Vozpópuli diferentes fuentes conocedoras de estas pesquisas, que llevan varios años de trabajo. Los servicios de inteligencia españoles ya ha denunciado en uno de sus informes que la publicación de fake news (noticias falsas) por parte de medios rusos impulsó el procés en Cataluña; y ha presentado como ejemplos informaciones que fueron difundidas entre la celebración del referéndum ilegal y la declaración unilateral de la independencia (DUI).

El servicio de inteligencia, a través del Centro Criptológico Nacional (CCN), ha advertido en su investigación de las campañas de desinformación dirigidas por otros gobiernos para alterar la opinión pública en España. Se trata de una estrategia «cada vez más común» que ya fue utilizada por Rusia para interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016. En Washington, un jurado federal imputó a 12 miembros de la inteligencia rusa por supuestamente hackear al equipo de campaña de la entonces candidata demócrata Hillary Clinton.

Estas acciones, han señalado los investigadores del CNI, son coordinadas por agresores que «tienen como objetivo alterar el funcionamiento de unos de los principales elementos del desenvolvimiento de una democracia liberal y de un Estado-Nación moderno: la opinión pública«. Lo hacen a través de noticias falsas, medias verdades, información altamente subjetiva presentada como objetiva e información diseñada para producir un efecto emocional en el receptor.

Según consta en un informe de febrero sobre Desinformación en el ciberespacio, algunos países ya han reconocido abiertamente que están llevando a cabo este tipo de acciones de manera sistemática. «Rusia ha sido uno de los países que más ha desarrollado el concepto de guerra híbrida o, en palabras de la doctrina militar rusa, ‘guerras no declaradas‘ y ‘guerras no lineales», indican desde el CCN.

Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que ya se han determinado lazos entre ciudadanos rusos y miembros del ala radical del independentismo catalán. Otras fuentes gubernamentales, que no descartan que el peligro potencial a los ataques tenga su origen en Rusia, han extendido la lista de opciones y han apuntado a otros delincuentes, que podrían ser menos profesionales.

RT News y las redes sociales

Entre la batería de ejemplos de noticias falsas los investigadores del CNI han señalado una publicación del medio de comunicación de origen ruso RT News del 1 de octubre de 2017. «La noticia que tenía el siguiente titular ‘Fuertes vídeos: la brutal represión de la Policía contra los votantes del referéndum catalán’ es un ejemplo de esta modalidad de desinformación«, consta en el informe.

Asimismo, se hace referencia a una publicación del mismo medio de 28 de octubre de 2017 en el que se anunciaba la presencia de tanques en las calles de Barcelona. Aquella noticia fue compartida por 11.800 usuarios en Facebook, según recoge el documento del servicio de la inteligencia española.

Los expertos también han denunciado campañas de desinformaciónorquestadas en redes sociales con la intención de fomentar la «polarización social y el enfrentamiento entre la opinión pública». Estas campañas, han puntualizado, utilizan cada vez estrategias más complejas para «dificultar» la detección de cuentas automatizadas. Como ejemplo, el CNI ha señalado cuentas falsas en redes sociales que se encargaron de la «difusión de noticias relativas a la celebración del referéndum ilegal de independencia en Cataluña en octubre de 2017″.

Según la investigación del servicio de inteligencia, se pudo comprobar cómo varios usuarios en Twitter publicaban «las mismas noticias negativas sobre España al mismo tiempo que otras cuentas», lo que sugiere, según los investigadores, que «todas esas cuentas estaban gestionadas por una misma persona u organización». Twitter eliminó estas cuentas al comprobarse su falsedad.

Algo similar sucedió hace escasas fechas en torno a Tsunami Democràtic, plataforma que desde hace semanas aglutina las principales convocatorias del independentismo. El 21 de octubre lanzó una campaña en Twitter con el mensaje que pide una negociación al Gobierno de España #SpainSitAndTalk. Logró colocarse dentro de las principales tendencias de la red social a nivel mundial con unos 180.000 mensajes.

Expertos consultados llaman la atención acerca de los tiempos de secuencia con apenas una cadencia de segundos de diferencia entre un mensaje y otro. Eran tuits muy seguidos, muchos del mismo perfil, sin foto y publicando en inglés.

«Sabotajes»

Este tipo de estrategia se enmarca en el nuevo tipo de ciberamenazas que van más allá de sustraer información y se enfocan en el «intento de influir en la opinión pública de los países atacados o de interrumpir la normal prestación de servicios esenciales (sabotaje)».

Tsunami Democràtic ha anunciado ya en varias ocasiones en su canal de Telegram movilizaciones en toda España durante la jornada de reflexión de las elecciones del 10-N. Tal y como publicó Vozpópuli, este llamamiento ha preocupado en el Ministerio del Interior, cuyos responsables temen que la plataforma independentista puedan estar planeando algún tipo de boicot también en la jornada electoral. Por el momento, la plataforma ha llamado a acudir a votar.

En esa preocupación los responsables de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado incluyen el temor a que el independentismo radical cuente con apoyo exterior principalmente de hackers rusos, según explican a Vozpópuli fuentes del propio Departamento dirigido por el ministro Fernando Grande-Marlaska, y confirman otras fuentes de carácter policial y fiscal.

 

 

FUENTE: VOZPOPULI