Ciudadanos ha acabado sumido en la irrelevancia política, como sexta fuerza, sin ningún papel en la formación de Gobierno y fuera de los órganos claves del Congreso de los Diputados. Pero el partido naranja tiene diseñado un plan para recuperar terreno que pasa, en primer lugar, por impulsar a Inés Arrimadas.

Según reconocen a Confidencial Digital dirigentes de la gestora de Cs, la cúpula de la formación asume que, a partir de ahora, va a tener que esforzarse mucho para que el partido no desaparezca del foco mediático al que estaba acostumbrado con Albert Rivera.

Por lo pronto, al ser la sexta fuerza política, los diputados de Ciudadanos ya no se sentarán en el Congreso en lugares tan visibles como los que ocupaba hasta ahora. Además, su ‘cupo’ para presentar iniciativas parlamentaras también queda ahora mermado.

La propia Inés Arrimadas declaró, en un corrillo con periodistas en el 41 aniversario de la Constitución, que está dispuesta a demostrar que son un partido “de centro” y “útil”, para seguir siendo influyentes e incluso decisivos a la hora de alcanzar algunos acuerdos en el Parlamento.

Operación para lanzar a Inés Arrimadas

Pues bien. Fuentes de la dirección provisional de Cs revelan que el partido pondrá en marcha, en cuanto eche a andar la legislatura tras la investidura de Pedro Sánchez, una operación para impulsar a Inés Arrimadas. El objetivo es que la nueva líder “gane visibilidad”. Va a ser la principal meta de Ciudadanos a partir del año nuevo.

Varios dirigentes próximos a Arrimadas admiten en privado la dificultad de esta operación. “La situación no es nada alentadora”, explican. Para empezar, Cs se ha quedado fuera de la Mesa del Congreso, donde aspiraban a ocupar al menos una secretaría, en virtud de los pactos con las derechas.

La constitución de las Cortes dejó en evidencia el escaso protagonismo que va a tener el partido naranja a partir de ahora con sus diez diputados y ocho senadores en la Cámara Alta, todos por designación autonómica, tras perder los cinco escaños de elección directa de los anteriores comicios.

Una mujer frente a unos rivales todos varones

En la sede de la formación en la calle Alcalá tampoco se pasa por alto que la posibilidad de que Arrimadas pregunte al presidente del Gobierno en las sesiones de control de los miércoles también se verá reducida. “Lo hará, pero muy de cuando en cuando”, asumen, lo que provocará también que su presencia ante la opinión pública sea menor.

Por eso, las fuentes de la cúpula del partido consultadas por ECD aseguran que Ciudadanos potenciará la condición de mujer de Arrimadas para confrontarla con el resto de líderes nacionales, todos ellos varones. Se jugará esta baza que ningún rival puede utilizar. Este será el “elemento diferenciador” con el que tratar de distinguirla de Pablo Casado, Santiago Abascal y Pablo Iglesias.

Además, dará prioridad a los debates directos con Pedro Sánchez, a la confrontación con el presidente. Se tiene en cuenta que los ‘rifirrafes’ con el jefe de Gobierno conseguirán, con toda seguridad, un espacio en los telediarios y en las tertulias de radios y televisiones “con el que ganar cuota de pantalla”. Se persigue explotar también su “buena oratoria” en el Parlamento.

Una mayor presencia en los medios

Inés Arrimadas será proclamada presidenta de Ciudadanos, previsiblemente a mediados del mes de marzo. Mientras tanto, este miércoles acudió al Palacio de la Zarzuela para ser la voz de su partido en la ronda de consultas convocada por el rey para la investidura de Pedro Sánchez. Una visita que la convirtió -aunque sea de facto- en la líder de los liberales.

Por el momento, no se le conoce ningún rival de entidad para las primarias que afrontará en los próximos meses. Fuentes del equipo de Arrimadas explican a ECD que el plan de Ciudadanos para lanzar a Arrimadas contempla también una mayor presencia en los medios y conceder más entrevistas.

Reconocen que “se buscará cualquier hueco mediático para colocar el mensaje de Inés Arrimadas”. Un objetivo que, en parte, ya se consiguió este miércoles tras verse con Felipe VI.

En Cs valoraron positivamente que la reunión de su líder con el rey cerrase la ronda de entrevistas de la mañana. Una circunstancia que permitió que su rueda de prensa posterior en el Congreso fuese la única de un líder de un partido nacional que ocupó espacio en los informativos de mediodía en radios y televisiones.
 
 

FUENTE: ELCONFIDENCIALDIGITAL