En las últimas 24 horas se han detectado un total de 344 casos activos y se han producido 14 ingresos hospitalarios, uno de ellos en UCI

 

En una semana ha tardado la Región de Murcia en pasar de los 2.000 casos activos por coronavirus, todo un récord en esta ‘segunda ola’, a los más de 3.000 afectados actualmente por la enfermedad.

En concreto, fue el pasado día 24 de agosto cuando se sobrepasó esta barrera y hoy, 29 del mismo mes, vuelve a romperse otra línea. En las últimas 24 horas se han detectado un total de 344 casos de coronavirus en la comunidad, lo que confirma una tendencia alcista en una semana llena de picos en la que los casos detectados cada día sólo han bajado de 200 el lunes.

Asimismo se han producido 14 ingresos hospitalarios en el último día, elevándose así la cifra de personas que luchan contra la enfermedad desde la cama de un hospital a los 180, de los cuales 25 lo hacen en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), uno más que ayer. Desde el lunes se han producido 60 nuevos ingresos, es decir, se han aumentado en un 50% en apenas 5 días.

Hoy, afortunadamente, no hay que lamentar ningún nuevo fallecimiento, siendo el último el de la anciana de 86 años con patologías previas que estaba ingresada en el Reina Sofía y que elevaba la cifra total a los 159 fallecidos desde que comenzase la pandemia en marzo.

Medidas

Este mismo lunes, el Gobierno de la Región de Murcia decidía, entre otras, restringir las reuniones a un máximo de 6 personas que no sean convivientes, tanto en espacio públicos como privados ante el incremento de casos que se están viendo en los últimos días, una medida que entró en vigor este miércoles y que ayer no ratificaba el juez José Miñarro, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº 6 de Murcia.

Además de limitar las reuniones sociales, el Ejecutivo también decidía restringir el número de asistentes a celebraciones cómo bodas, bautizos y comuniones a un máximo de 30.

En los velatorios el aforo máximo será de 15 personas en el interior y de 25 es espacios abiertos.

También se ha reducido el aforo en la hostelería en aquellos municipios en los que más ha aumentado la incidencia como son Murcia, Alhama, Abarán y Fuente Álamo, donde solo podrán ser ocupado el 40% del espacio, como ya se había limitado en Lorca.

 

LODM