La formación naranja señala que el PSOE será su «opción A» en el caso de que Vox tumbe en la Asamblea su acuerdo con el Partido Popular

 

No cree que vaya a pasar, pero el secretario general del PSRM, Diego Conesa, tiene clara cuál será su hoja de ruta si el próximo 4 de julio fracasa la investidura de Fernando López Miras como presidente de la Comunidad Autónoma.

El líder socialista se dirigirá ese mismo jueves al presidente de la Asamblea, Alberto Castillo, para que le proponga de inmediato como candidato a la presidencia y convoque otro debate para su elección. Conesa se postulará «con o sin acuerdo de gobernabilidad firmado», haciendo valer su condición de ganador de las últimas elecciones autonómicas, tanto en votos como en escaños. «Estoy en mi derecho», declaró ayer a ‘La Verdad’ el secretario general de los socialistas murcianos.

El dirigente del PSOE aseguró que tiene la palabra de Alberto Castillo de que lo propondrá como aspirante a la investidura en el caso de que Vox tumbe este próximo jueves el intento inicial de Fernando López Miras. El actual jefe del Ejecutivo en funciones cuenta ahora con el apoyo de los 22 diputados de PP y Ciudadanos, pero necesita el voto a favor de la formación de Santiago Abascal en la primera votación o su abstención en la segunda.

Según Conesa, el presidente de la Asamblea adquirió este compromiso con él en la reunión que mantuvieron dentro de la primera ronda de consultas. «Estábamos en su despacho cuando le llegaron noticias de que PP y Cs acababan de firmar el acuerdo de gobierno. Le transmití mi pesar por esta falta de delicadeza y él se disculpó conmigo», desvela el secretario general del PSRM, que añade que Castillo le transmitió que él sería el siguiente candidato en intentar la investidura en el caso de que fuera necesario.

No obstante, Conesa está convencido de que Alberto Castillo no tendrá ocasión de cumplir esta promesa, pues cree que la semana que viene la Región tendrá nuevo Gobierno de PP y Cs «en el que, desgraciadamente, estará la extrema derecha», gestionando consejerías u otros departamentos en el segundo escalón del Ejecutivo autónomo.

En privado, el líder socialista no se muestra tan pesimista. «Hasta el rabo todo es toro», comenta estos días a sus compañeros de partido en los grupos de WhatsApp internos del PSOE. Durante estos días está recorriendo las sedes de Cartagena para escuchar la opinión de los militantes tras la crisis por la alianza de Ana Belén Castejón con el PP de Noelia Arroyo para el control del Ayuntamiento. En las próximas semanas, pase lo que pase con el Ejecutivo regional, visitará agrupaciones de los distintos municipios. Quiere un partido fuerte y activo, tanto si gobierna como si está en la oposición.

Patata caliente para el PP

Por su parte, Ciudadanos se deja querer por los socialistas. Su portavoz, Isabel Franco, redundó en su estrategia de trasladar al PP toda la responsabilidad de las negociaciones con Vox. Tras la reunión de la Junta de Portavoces de la Asamblea Regional, insistió en que su partido tiene un pacto de gobierno con los populares y que son estos los que deben entenderse con la formación de derecha radical para que la investidura de su candidato, Fernando López Miras, no fracase. En la presión que ejerce Ciudadanos al que por ahora es su socio, Franco recordó que si López Miras no logra los votos suficientes para ser investido presidente en una hipotética segunda votación, que se celebraría el próximo jueves, podrían buscar un entendimiento con el PSOE, al que calificaron como «opción A» en el caso de que descarrile el plan inicial. Entre ambos partidos suman los 23 escaños en los que se sitúa la mayoría absoluta en el Parlamento .

«No hemos cesado en ningún momento de dialogar con el Partido Popular y con el PSOE. Llegado un punto, que fue el jueves de la semana pasada, cuando alcanzamos un acuerdo programático con el PP, entendimos que debíamos poner el turbo en una de las negociaciones, la que estaba más avanzada. Pero en ningún momento hemos dado por cerradas las conversaciones con los socialistas», declaró Isabel Franco a preguntas de ‘La Verdad’.

 

 

FUENTE: LAVERDAD