No es cosa de este medio explicar los sufrimientos de la mayoría de los habitantes de Mazarrón en busca de su supervivencia económica, ni tampoco las razones sociales, políticas o culturales de la misma, aunque a veces lo hagamos. Sí, en cambio, dejamos constancia de la negligente gobernanza llevada a cabo desde el Consistorio, por los nefastos y oportunistas dirigentes del “Equipo de Desgobierno” que permite los atropellos de las distintas banderías y “funciolistos de élite” actuando a sus anchas con la extorsión de empresas y ciudadan@s impunemente, retorciendo leyes y normativas en una putrefacta Institución donde la transparencia no existe. Y también de las diferentes actitudes de la silente oposición en aberrantes casos por todos conocidos que salen a la luz por la arriesgada labor ciudadana y de empresas o ciudadanos perjudicados, sin obviar las denuncias de trabajadores no alineados con la “trama clientelar”.

Quizá con la necesaria luz de los próximos comicios haya un cambio inevitable en el control público, exigible ante tantos latrocinios ocasionados y reconsideren su titubeante postura. Hombre, que ya han pasado años desde los “ochéntame” y estos vicios, enjuagues y gansterismo no terminan, sino que continúan “in crescendo”.                                

No se trata de abrumarles con una responsabilidad excesiva, faltaría más, sino de hacerles entender que la labor de oposición es otra cosa más seria, es llevar a cabo otras actuaciones de control eficaces y fiscalización honesta, denunciar las corruptelas y tropelías públicamente y donde proceda. El momento es aquí y ahora, que están “con la justicia en los talones”, Fiscalía ojo avizor y las fuerzas del orden en alerta.  

 

 

Otra cosa es que los “padrinos” del Sanedrín Fáctico que mueven los hilos digan que no es el mejor momento. Cuando lo tienen todo para rematar la faena. Orejas y rabo y puerta grande. Y se tienen que aguantar con la cabeza gacha porque saben que la están cagando. Una pena, otro fracaso. Una lástima, se irán de rositas como en el juicio por los adelantos a Valera, Pabellón de Deportes ( Escuelas de La República ), Camposol o el atraco de la Plaza de Abastos entre otros. “Craso error”, ellos no dudarían. Un pecado. No mortal, pero grave. Duele, sobre todo al pueblo. Pero decirlo suave, claro también. Porque “no habrá nada nuevo bajo el sol” y todo continuará igual, seguirán arriba, en la cresta de la ola con el viento a su favor y a toda vela. Y, sobre todo, un poquito más cerca del nuevo objetivo. Eso sí. Que la buena gente de Mazarrón no pase por alto ciertos detalles.  

 

 

NOTA SIME: El actual interventor del Ayuntamiento de Mazarrón 2018, se encuentra involucrado, en una causa abierta por un presunto delito de fraude a nivel europeo. La fiscalía encuentra indicios de delito, ya que, al parecer, han desaparecido 80.000 €. El Ayuntamiento de Mazarrón recibió un dinero de la Unión Europea, a través de los fondos FEDER, y este técnico supuestamente fiscalizó y utilizó ese dinero para dar un servicio de cámaras y de vídeo vigilancia, que en realidad nunca ha existido. 

¿QUÉ PASARÁ EN LOS JUZGADOS? ¿SE HARÁ JUSTICIA? ¿QUEDARÁ TODO EN UNA ANÉCDOTA?

 

RUBÉN GONZALEZ